Bankia destroza una familia y una vivienda por 2.500€

En la mañana de hoy, viernes 22 de julio de 2016, se ha ejecutado un nuevo desahucio en Móstoles, Comunidad de Madrid. Hoy les ha tocado a Ana y su hija sufrir la violencia y falta de ética de Bankia, a quienes no han dado la más mínima oportunidad. Esta familia vivía en esta casa desde hace 10 años, con un contrato de alquiler. Pese a ello, los propietarios no hicieron frente a la deuda contraída con Bankia y la entidad es ahora propietaria de la vivienda.

Desde el primer momento, la intención de Bankia fue echar a esta familia a la calle, pero un juez les obligó a respetar su contrato de alquiler. Desde que se produjo dicha resolución judicial Ana ha hecho frente al pago mensual, pese a su precaria situación económica. Entonces, Bankia recurre a reclamar las mensualidades no abonadas desde el cambio de propiedad hasta que el juez dicta que se debe respetar el contrato de alquiler. Bankia no ofrece ninguna posibilidad de acuerdo, como podría haber sido aplazar el pago de estas cantidades pendientes.

Tanto la familia como Stop Desahucios Móstoles han estado intentando negociar con la entidad, a la que se ha aportado toda clase de documentación para probar su buena fe en este contencioso. Ni desde el Departamento de Recuperaciones, ni desde Responsabilidad Social Corporativa, ni desde Inmuebles han mostrado voluntad de suspender el lanzamiento. Con todos ellos nos hemos puesto en contacto hasta esta misma mañana, pero de nada ha servido.

Finalmente, Bankia se ha salido con la suya y, con la violenta colaboración de la Policía Nacional, ha ejecutado un desahucio cruel e inaceptable, tanto por el fondo como por las formas. Por el fondo, porque saben que es injusto desahuciar a esta familia; en las formas por el enorme y violento despliegue policial, que ha llegado a romper una pared y provocar grandes destrozos para entrar en la vivienda. Unos destrozos cuyo coste va a ser mayor que el montante de dinero por el cual se lleva a cabo la ejecución del desahucio: 2.500€.

Ante esta situación, no podemos aceptar que las instituciones que nos gobiernan se queden de manos cruzadas, sin cumplir su deber de servir a la gente y dando por buena esta actuación de Bankia. Por ello, exigimos a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Móstoles:
– Que condenen públicamente este desahucio.
– Que presionen a Bankia para que sea la entidad la encargada del realojo de esta familia. No toleramos que la entidad (rescatada por toda la ciudadanía) firme un acuerdo con la Comunidad de Madrid en virtud del cual cede 100 viviendas para alquiler social, pero al mismo tiempo deje a cientos de familias en la calle.
– Que, si ese realojo no se produce, tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento de Móstoles dejen de colaborar con Bankia. Que rescindan todo acuerdo al que hayan llegado en materia de cesión de viviendas y no trabajen con esta entidad hasta que esta se comprometa a dejar de ejecutar desahucios. Las casas que ceden están manchadas de lágrimas y sangre.

Animamos a las PAHs y colectivos 15M del Estado a hacer suyas estas exigencias y a exigirlas en sus territorios. Ni casas sin gente, ni gente sin casa. ¡No toleramos ni un desahucio más!

Stop Desahucios Móstoles
Coordinadora de Vivienda de Madrid
Plataforma de Afectados por la Hipoteca

Leave a Reply