Tag Archive ada colau

Por

Ada Colau deja la portavocía estatal de la PAH

Después de cinco años, Ada Colau deja la portavocía estatal de la PAH

#graciasAda

La cara más visible de la PAH anunció ayer en una carta al movimiento la decisión de dejar la portavocía estatal y mantenerse en el movimiento como una activista más, tarea que ha desempeñado, junto con la de portavocía, desde que se inició la PAH.

El agradecimiento desde las PAHs por la ingente tarea desempeñada por Ada durante cinco años, con especial intensidad tras la comparecencia en el Congreso, no puede medirse con palabras. Su carisma, sencillez, valentía, coherencia y humildad la han llevado, desde el momento en el que su cara se convirtió en “la cara de la PAH”, a ser un referente para todas y cada una de nosotras.
La sobreexposición a la que se ha visto sometida le ha acarreado no pocas amenazas y le ha exigido una dedicacion plena, por eso, no podemos dejar de agradecerle que haya soportado esa presión en beneficio del movimiento, el cual, sin su referencialidad, no hubiera podido llegar a las miles de personas que cada día apoyan nuestras plataformas y acuden en busca de soluciones.

La PAH es una organización democrática que, desde sus inicios, ha tenido diferentes portavoces, tanto a nivel local como en las diferentes campañas. Durante estos años, las dotes comunicativas de Ada la han convertido en un icono del movimiento y de la lucha contra la injusticia, ayudando a la PAH a crecer y hacerse más fuerte, dotándonos de una organización descentralizada con sobrada capacidad para actuar en todo el Estado. Por este motivo en la PAH no aspiramos a substituir a una portavoz estatal por otra; sino a reforzar la encomiable tarea que ya hacen sus múltiples portavoces, que son ahora más necesarios que nunca. En toda organizacion democrática hay relevos en las tareas que se desempeñan, y la PAH cuenta por suerte con una amplia bolsa de portavoces.

Ada ha querido comunicar su decisión antes de la presentacion de la nueva campaña de la PAH de cara a las elecciones europeas que se presentara el próximo viernes. Desde aquí no podemos más que decir “gracias Ada“, nos vemos en las calles y en las asambleas.

Aquí podéis descargar carta a las PAH de Ada

Carta de Ada Colau a las PAHs

Queridas PAH’s

Queridas y queridos compahs de todo el estado

Disculpad si abuso del canal interno de la PAH para enviar una carta personal, pero dado que lo que os quiero comunicar tiene repercusiones en el movimiento, creo oportuno hacerlo. Esta es una carta interna, por lo que ruego que no se divulgue fuera de las asambleas de las PAH. Este 22 de febrero de 2014 hemos celebrado el 5º aniversario de la PAH. Quién nos lo iba a decir, cuando un pequeño grupo empezamos en Barcelona en febrero de 2009, que 5 años después, la PAH se convertiría en un movimiento ciudadano de referencia, con más de 200 núcleos en todo el estado. Han sido 5 años intensos y maravillosos, y personal y políticamente estoy orgullosa y agradecida, por la experiencia de transformación social e incidencia política más potente en la que haya participado jamás.

Junto con mi compañero Adrià, nuestra implicación en la PAH ha sido de entrega total, y lo mejor de todo es que jamás lo hemos vivido como un sacrificio, sino todo lo contrario. A excepción del paréntesis obligado por el nacimiento de Luca, han sido 5 años en los que 24h al día, los 7 días de la semana, hemos estado volcados en la PAH. Es algo que no se elige, sencillamente sucede, sencillamente no había nada más importante ni más hermoso que pudiéramos hacer.

En todo este tiempo, se han producido distintos puntos de inflexión para el movimiento. Los inicios en Barcelona fueron duros hasta que la cosa arrancó… luego crecimos y nos consolidamos en Catalunya, y no fue hasta la campaña stop desahucios (finales 2010) y el 15M (mayo 2011) que el movimiento se expandió por todo el estado. En 2012-13 vivimos otro punto de inflexión con la ILP, que no sólo hizo crecer el movimiento, sino que consolidó una mínima articulación y coordinación estatal.

El último año ha sido para todos, pero para mí muy especialmente, muy pero que MUY intenso: la ILP, la comparecencia en el Congreso, los escraches… de repente marcamos la agenda política e irrumpimos en el prime time. La PAH se convirtió en la única oposición real al gobierno del PP, y “Ada Colau” se convirtió en un personaje mediático en programas de gran formato. Jamás imaginé, cuando acudí aquel 5 de febrero a la comisión de economía del Congreso, que tendría que escuchar a aquel bárbaro de la AEB decir lo que dijo, ni que yo reaccionaría de forma sensata llamándole por su nombre – criminal -, y aún menos imaginé que todo aquello acabaría en trending topic y en los medios.

Sin embargo sucedió, y gestionar eso no ha sido fácil: sin duda lo hemos aprovechado para el movimiento como hemos podido, asumiendo contradicciones por el exceso de personalismo, intentando siempre resaltar la dimensión colectiva. Creo que todas y todos debemos felicitarnos por cómo lo hemos llevado. Ni lo buscamos, ni estábamos preparadas, y a pesar de ello creo que en líneas generales supimos estar a la altura y pensar siempre en el bien común.

No todas las compahs vieron bien que aceptáramos acudir a programas como El gran debate de Tele5 u otros similares. Seguro que alguna vez nos equivocamos, pero honestamente creo que acudir a esos programas ha dado un resultado más positivo que negativo. Nos ha permitido llegar a millones de personas a las que nos habría resultado imposible acceder de otra manera. Es un canal que hay que utilizar con prudencia, por supuesto, siempre de forma crítica y tomando precauciones, pero vivimos en una sociedad mediática y hay que usar también esos canales. A título informativo, creo interesante compartir que, recientemente, distintas fuentes nos han confirmado que acabaron con El gran debate por presión directa del Gobierno, ya que nuestra presencia, junto con otras voces críticas, estaban dando un gran éxito de audiencia y eso convertía al programa en peligroso.

A nivel personal, reconozco que –aunque le he quitado importancia porque no había que mostrar debilidad ante nuestros enemigos – hubo momentos duros. Momentos difíciles cuando, por ejemplo, el Gobierno me identificó como la “lideresa filo terrorista” y acto seguido empecé a recibir amenazas de todo tipo. Denunciar en la comisaría, que los mossos vengan a tu casa a decirte qué precauciones debes tomar, que la prensa de la caverna empiece a publicar tu vida distorsionada, difamando a toda tu familia… En fin, no se trata de hacerse la víctima (que es lo que ellos querrían), pero la verdad es que algunas semanas fueron complicadas, y más de una noche –tampoco hay que esconder la propia vulnerabilidad – con Adrià nos pegamos unos cuantos lloros.

Pero también está la otra parte, la más importante. Convertirme en cara visible del movimiento ha sido también un enorme privilegio, ya que he recibido todas las muestras de apoyo y de cariño que la PAH ha despertado hasta en el último rincón del país. Cada día, por la calle, en cada charla, en el metro e incluso en los aviones, cientos de personas me han abrazado emocionadas y me han dicho: “gracias!” “Seguid así!” “Estamos con vosotros!” “Lo que hacéis es muy importante”, “estáis salvando vidas”, etc. No puedo describir, ni remotamente, el nivel de amor que llevo acumulado en el cuerpo tras el último año. Sólo así se puede entender que, junto al apoyo cotidiano de las compañeras y compañeros de las PAH, haya aguantado la parte infame, los insultos, los programas de “tele basura”, las amenazas.

Eso ha sido a nivel de portavocía externa. A nivel de movimiento no todo han sido alegrías y hemos tenido otras dificultades. Ponernos “de moda” nos ha hecho muy atractivas para determinados partidos, que a veces han causado distorsiones en el movimiento, con burdos intentos de cooptación o simplemente trasladando sus propias impotencias (como las luchas internas entre distintas corrientes) a asambleas que luchan cada día por encontrar nuevas formas de hacer política que respondan a las necesidades de la gente. Ojo, no se trata de criminalizar a quienes militan en partidos: por suerte tenemos a grandes compañeras que han sabido hacer compatible una cosa con la otra, respetando siempre la independencia de la PAH.

Y también hay que decir que, mucho más que los partidos, el peor monstruo al que nos hemos enfrentado es el individualismo y el consumismo hegemónicos que nos atraviesan, que a veces han generado desconfianzas entre compañeros, desviaciones asistencialistas o luchas personalistas en no pocas asambleas… Y sin embargo, casi siempre se ha impuesto la principal de las virtudes: la generosidad, la solidaridad, la cooperación por encima de la competitividad, el bien del movimiento por encima de ningún ego, el sentido común y la lucha colectiva.

A medida que voy escribiendo veo que esto suena a despedida y no lo es: En ningún caso pienso dejar la PAH, que quede claro. Seré activista de la PAH hasta que me muera y más allá 😉 Sencillamente necesito salir de los espacios de coordinación, y dejar de ser la portavoz estatal. Por supuesto pienso seguir como una más en la PAH de Barcelona, y siempre que el movimiento me necesite para algo puntual – como talleres de formación para transmitir la experiencia acumulada, por ejemplo-, por poco que pueda estaré ahí. Pero necesito sentir que puedo hacer otras cosas y opinar sin ser las 24h “la cara de la Pah”. En muchas ocasiones me he tenido que morder la lengua y no dar mis opiniones sobre distintos temas, para que éstas no fueran atribuidas a la PAH. Y por supuesto, en clave de práctica democrática del movimiento, lo lógico es que se produzca rotación en los roles, incluido el de portavocía.

Para evitar especulaciones quiero aclarar lo que ya he dicho muchas veces: no voy a “fichar” por ningún partido político. Es verdad que en distintas ocasiones, distintos partidos me lo han propuesto. Y también es cierto que en algún momento me lo he planteado, puesto que la situación es muy dura y de alguna manera habrá que echar a los corruptos y cleptócratas del poder. Evidentemente lo descarté en su momento porque era totalmente incompatible con ser portavoz de la PAH. Pero también porque creo que el actual sistema de partidos forma parte del problema, y por ello descarto el “fichaje individual”. Como ciudadana, estaré encantada de apoyar y participar de procesos amplios que planteen un cambio real en las formas de hacer política. Ojalá seamos capaces de crear nuevos dispositivos que nos permitan reapropiarnos de las instituciones para hacer que de verdad sirvan al bien común, porque nos va la vida y la de nuestras hijas e hijos en ello. Estamos viviendo un cambio de época, un momento histórico de crisis de régimen; quienes ocupan el poder lo saben y nos han declarado definitivamente la guerra. Pretenden acabar con los pocos derechos conquistados y si no hay una fuerte movilización continuada, y una mejor organización social a todos los niveles, podemos salir de esta estafa llamada crisis muchísimo peor a como ya estamos ahora. Por lo tanto las PAH son más necesarias que nunca, para hacer efectivos derechos fundamentales como el de la vivienda, para dotarnos de mecanismos de auto organización y auto tutela de nuestros derechos frente a las políticas austericidas. Al mismo tiempo, habrá que impulsar otros espacios de confluencia donde unir fuerzas para cambiar las reglas del juego, pero cuando esas confluencias tengan una expresión electoral, habrá que recordar que la PAH como movimiento no puede vincularse a ninguna candidatura. Me consta que estos debates se producen de un modo u otro en todas nuestras asambleas y creo que es positivo, siempre que se respete el carácter apartidista de la PAH como forma eficaz de cuidar un espacio común en el que muchas personas, sensibilidades e ideologías distintas hemos sumado fuerzas por un objetivo común.

No voy a dejar la PAH, pero quiero hacer las cosas bien. Siento que ha llegado el momento de tomar algo de distancia, tanto por mí, como por el propio movimiento. Y creo que ahora es un buen momento para dar el paso porque estamos a punto de tener visibilidad, con la campaña de escraches que se prepara –al menos en Catalunya- para las europeas. Si la campaña funciona, es una muy buena ocasión para que se visibilicen otras portavoces. Insisto para ofrecerme y ayudar en este proceso a preparar a las personas que puedan asumir ese papel.

De hecho ya tenemos múltiples portavoces sobradamente preparadas, sólo se trata de que se hagan más visibles en las tareas de “portavocía general”. Sin más, os mando un fuerte abrazo, segura de veros pronto en las calles, en las asambleas y en las redes. Porque tenemos mucho por luchar pero también a celebrar, porque tenemos más motivos que nunca para gritar que, juntas, sí se puede! Porque en todos los viajes y charlas que he hecho, he comprobado que en las PAH está lo mejor de esta sociedad, la buena gente que no se rinde y está dispuesta a darlo todo. Gracias comPahs, por ser y por estar ahí.

Ada

P.D. Esta carta la he escrito para las PAH, pero imagino que en algún momento la noticia se filtrará. Creo que a nivel público no se necesitan más explicaciones que las normales de cualquier organización social: que las portavoces vayan cambiando es una práctica de democracia interna, habitual en cualquier organización social, así que “ada colau” deje de ser portavoz no debería ser especialmente noticia. Seguimos!

Por

La PAH ya ha ganado: cinco años de PAH

scroll down for english

400 personas de las diferentes PAHs del Estado se dan cita en Barcelona para celebrar una asamblea estatal en el quinto aniversario del movimiento.

12:15 rueda de prensa. Centro Cívico La Báscula, c/ del Foc 128.

Reproducuimos el artículo publicado hoy en el blog Contrapoder de eldiario.es por Ada Colau y Adrià Alemany con movivo de #5añosDePAH

La PAH ya ha ganado

Ada Colau y Adrià Alemany

Este sábado 22 de febrero se celebrará en Barcelona la asamblea estatal de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH), en la que se esperan unas 400 personas. Tras la asamblea, celebraremos el 5º aniversario de la PAH. A la cita están convocadas las más de 200 PAH’s hoy existentes y aunque por motivos económicos no todas podrán acudir, de un modo u otro todas estarán presentes.

Más de 1000 desahucios parados. Se dice rápido. Más de 1000 personas realojadas por la Obra Social de La PAH. Miles de daciones en pago, condonaciones y alquileres sociales conseguidos en estos años, conquistados con gran esfuerzo, batallando caso a caso, semana tras semana, gracias a miles de heroínas y héroes anónimos que se dejan la piel en este movimiento. Da vértigo mirar hacia atrás y ver todo lo que hemos logrado: cosas que hace cinco años nos decían que eran imposibles. El respaldo de la opinión pública. Una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago y el alquiler social que recogió un millón y medio de firmas. El apoyo de los jueces, del Parlamento Europeo y hasta de Naciones Unidas. Nuestra denuncia ha llegado a la prensa internacional, desde el New York Times o la BBC hasta Al Jazeera, pasando por Japón, Rusia o Finlandia.

Sin embargo no podemos ser autocomplacientes. A pesar de todas las “pequeñas grandes victorias” de las PAH, aún no hemos logrado cambiar la ley en el sentido de los mínimos recogidos en la ILP. A pesar de llevar ya acumuladas quinientas mil ejecuciones hipotecarias, siguen aumentando los desahucios, con una banca rescatada y sobreprotegida por los poderes públicos. El sistema es estructuralmente corrupto y la puerta giratoria entre los ministerios y los consejos de administración no ha dejado de funcionar, a costa de aumentar la desigualdad y los recortes en servicios básicos. El robo y el expolio se han instalado oficialmente en nuestras administraciones, bajo la forma contemporánea de la esclavitud llamada “deuda”.

Eppur si muove. Aunque pueda sonar a provocación, o a ingenuidad, nos atrevemos a afirmar que la PAH ya ha ganado. Ha ganado porque ha logrado lo más difícil: romper la versión oficial que nos condenaba a la soledad, al miedo y a la fatalidad. Una sociedad deprimida y culpabilizada no se moviliza, y eso el poder lo sabe. Por eso nos repetían todo el día grandes mentiras como que “los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, “tenemos lo que nos merecemos”, “hay políticos corruptos porque en este país ya se sabe que todo el que puede roba” o el clásico “no hay alternativa”. Pero de repente, como en el cuento de Andersen, los niños empezamos a gritar “el rey está desnudo” y todo cambió. En alianza con otros colectivos y con el maravilloso efecto multiplicador del 15M, hemos gritado “no es una crisis, es una estafa”, y hemos demostrado que sí se puede: Que somos mayoría, y si nos organizamos, tenemos mucho más poder del que nos habían hecho creer.

En los últimos tiempos, distintas personas y colectivos nos han preguntado, ¿cuál es la receta de la PAH? Aquí no podemos extendernos, pero ahí van algunas ideas:

  • 1) crear espacios de experiencia compartida donde las personas realicen por sí mismas que sus problemas no son cuestiones individuales sino colectivas;
  • 2) el enfoque de derechos: se están vulnerando los derechos de todas y todos nosotros, y el estado está incumpliendo sus compromisos y obligaciones al permitir, o incluso ser cómplice, de la vulneración sistemática de derechos humanos;
  • 3) generar empoderamiento a través de herramientas que capaciten a la gente, de manera que podamos defendernos por nosotros mismos, sin tener que delegar en nadie;
  • 4) Solidaridad y apoyo mutuo, de manera que nunca nadie más se sienta sola/o;
  • 5) La PAH es un dispositivo sencillo y fácil de replicar, con muy pocos requisitos: asambleario, apartidista e independiente, gratuito y pacífico. Quien quiera formar una PAH tiene todos los materiales necesarios en la web;
  • 6) una apuesta por la comunicación, en el sentido más amplio. La PAH quiere ser un instrumento real para la mayoría social afectada por la estafa hipotecaria, por lo que habla el lenguaje de la gente, y usa todos los medios posibles para comunicar, ya sean tradicionales o alternativos, así como las nuevas redes sociales;
  • 7) Una estrategia compleja, que articule objetivos a corto, medio y largo plazo, así como múltiples niveles: interpelación a las administraciones, acciones judiciales, incidencia internacional, acción directa y desobediencia civil como mecanismo de auto tutela de los derechos vulnerados.

Pero la PAH no es un episodio acabado, todo lo contrario: es un proceso abierto con múltiples retos. Por un lado retos internos: se trata de un movimiento popular que ha crecido mucho en muy poco tiempo, sin recursos, con múltiples urgencias y presiones. Ahora es tiempo de consolidar las PAH, y practicar la democracia siendo capaces de articular formas de organización grandes y complejas, a la vez que abiertas, horizontales y ágiles. Por otro lado, retos externos: frente al bloqueo institucional del PP, que ha abusado de su mayoría absoluta para despreciar el clamor ciudadano contra los desahucios, que no ha dudado en tratar de “filoterroristas” y “nazis” a quienes de forma pacífica reclamábamos algo tan básico como derechos humanos y democracia… ¿qué hacer?

  • De entrada, a) “romper por abajo”, una campaña que persigue convertir el rodillo de la mayoría absoluta del Partido Popular en un gigante con pies de barro. El gobierno difícilmente se moverá más de lo que se ha movido hasta que finalice la legislatura. Sin embargo las CCAA y los ayuntamientos, que hasta la fecha se han ido de rositas con la excusa de la pelota competencial, pueden hacer mucho más de lo que están haciendo. Pueden, entre otras cosas, expropiar pisos vacíos en manos de entidades financieras y penalizar fiscalmente su uso antisocial. Prueba de ello es el decreto andaluz o la ley foral de navarra 24/2013, suspendidas cautelarmente por un Tribunal Constitucional más politizado que nunca, tras un recurso interpuesto por el Gobierno. La reciente campaña de mociones promovida por las PAH en los ayuntamientos para multar pisos vacíos en manos de la banca, aprobada ya por 79 municipios catalanes en tan sólo un mes, apunta en esa dirección.
  • b) Extensión y práctica masiva de la desobediencia civil, que se inició en noviembre de 2010 con la campaña Stop Desahucios, y que ahora se expande a través de la Obra Social de la PAH, con 20 edificios recuperados y más de mil personas realojadas, así como otras campañas que están por venir;
  • c) acabar con la impunidad, ya sea por la vía judicial como persigue la campaña “Juicio y Castigo” para que los responsables de la estafa hipotecaria sean juzgados, o, cuando las leyes no permiten hacer justicia, por la vía del escrache y otras formas de protesta pacífica que permitan a la ciudadanía señalar a los responsables de la estafa y el expolio;
  • d) la construcción y el fomento de alternativas ya existentes, como el alquiler social y las cooperativas, la banca ética, las empresas de la economía social, y tantas otras que están demostrando que hay un mundo nuevo que empuja por nacer.

Cinco años después, quienes en febrero de 2009 empezamos la PAH en Barcelona, seguimos sin acostumbrarnos a la barbarie, y seguimos emocionándonos con cada victoria arrancada a la avaricia y la prepotencia de los bancos. En las PAH lloramos cada semana. Lloramos de rabia y dolor, cuando escuchamos los relatos de quienes acuden por primera vez a una asamblea y explican su vía crucis de meses sin dormir, de amenazas y presiones del banco, de tensión familiar, y de cosas aún peores. Pero lloramos cada vez más de alegría, escuchando a quienes no hace mucho llegaron derrotados y enmudecidos, y hoy explican a los nuevos que gracias a la PAH han logrado la dación o el alquiler social. Las PAH son un espacio rebosante de vida, donde cada día aprendemos, luchamos y nos sentimos como si fuéramos una familia. De hecho, en nuestras acciones y asambleas siempre haya niñas y niños correteando. Y que así sea siempre. Ellas y ellos más que nadie nos recuerdan que el horizonte está abierto y la historia por escribir.

Gracias a todas las PAH, por conquistar la esperanza y devolvernos el futuro.

The PAH has already won

By Ada Colau and Adrià Alemany

On Saturday, February 22nd, the Platform for People Affected by Mortgages (PAH) will hold its countrywide assembly in Barcelona with more than 400 participants. The PAH will also be celebrating its 5th founding anniversary. The more than 200 PAH nodes across Spain are invited to the meeting. Though some of them won’t be able to physically be in Barcelona due to economic reasons, one way or another, they will all be present.
More than 1,000 evictions stopped. Sounds easy when said fast. Over a 1,000 people rehoused through the PAH’s Obra Social. Thousands of people have cancelled their mortgage debt after foreclosure1, been granted debt forgiveness for homes already repossessed, and obtained social housing in the millions of empty houses that banks collect in Spain. This has been accomplished thanks to great effort, fighting each family’s case, week by week, thanks to thousands of anonymous heroes and heroines who put their heart and souls into this movement . Looking back on all that has been accomplished is breath-taking. Five years ago, many of these things were unthinkable: General public’s full support, a People’s Legislative Initiative (ILP) to change Spain’s draconian mortgage laws signed by over a million and a half citizens, the backing of our demands by thousands of judges across Spain, even the European Parliament and the United Nations have backed us up. What we are denouncing has reached the international press, from New York Times or BBC, to Al Jazeera and places from Japan, to Russia or Finland.

But we cannot be complacent. Despite all our “small big victories,” we have yet to change the law to include at least the minimum requirements the PAH made through its ILP. Over five hundred thousand mortgage foreclosure processes have been issued throughout Spain and evictions continue to increase at the hands of a bailed-out banking system shielded and sheltered by government. The system is structurally corrupt and the revolving door between cabinet ministers and high-profile administrative councils hasn’t ceased to work. In exchange inequality has sharply increased and we’ve seen nothing but heavy spending cuts in basic services. Theft and looting have officially been installed in our government, under the contemporary form of slavery called “debt.”

Eppur si muove. It may sound like a provocation, or maybe naiveté, but we dare to say that the PAH has already won. It has won because it has accomplished the most difficult task: break with the hegemonic discourse that condemned people to solitude, fear and fatality. A depressed and shamed society doesn’t mobilize, and power knows this. It is precisely why they repeated nonstop the biggest lies about “Spanish people have lived beyond their means,” “we have what we deserve,” “there are corrupt politicians because in this country it is well known that whoever can rob will do so” or a classic “there is no alternative.” But all of a sudden, just like in Andersen’s story, children started yelling “the king is naked” and everything changes. In alliance with other collectives and with the wonderful multiplying support of the 15M, we have changed the message “it is not a crisis, it is a scam.” We have demonstrated that it is possible, that Yes! We can, we are the majority, and if we organize, we have much more power than they’ve made us believe.

In recent times, different people and social collectives have asked us what is the recipe for the PAH’s success? Without going into detail, here are a few ideas of what’s worked for us:

  • 1) The creation of social spaces for sharing day-to-day experiences, where people come to realize by themselves that their problems are not individual but collective issues;
  • 2) The focus on rights: they are violating the rights of each and all of us, and the state is reneging on its commitments and obligations by allowing, or even complicity, of the systematic violation of human rights;
  • 3) Generating empowerment through tools that equip people with knowledge so that we can all defend ourselves without having to delegate to anyone;
  • 4) Solidarity and mutual support, so that no one will ever have to feel alone;
  • 5) The PAH is a simple and easy-to-replicate mechanism, with very few requirements: people-powered, nonpartisan and independent, free of charge and non-violent. Who ever may want to create a PAH has all needed materials on our website;
  • 6) A commitment to communication, in its broadest sense. The PAH wants to be a genuine tool for everyone affected by mortgage fraud, so it speaks the language of the people and uses all possible means to communicate, whether traditional or alternative media, as well as new social networks;
  • 7) A complex strategy, with short, medium and long-term goals as well as a multiple-levelled approach. Interpellating public administrations, judicial procedures, international advocacy, direct action and civil disobedience as means of defending our rights.

But the PAH is a work-in-progress, it is a growing process with multiple challenges. On the one hand internal challenges: it is a grassroots movement that has grown very quickly, without resources, with multiple urgent needs and pressures. Now is the time to consolidate the PAH, and practice democracy by articulating large and complex forms of organization, that are open, horizontal and agile. On the other hand, external challenges: in light of the Popular Party’s (PP) institutional deadlock through its abused of absolute majority in congress and by ignoring citizen’s outcry against evictions, a PP who has not hesitated to call “filo-terrorists” and “Nazis” those who were demanding peacefully something as basic as human rights and democracy… what shall we do? For starters,

  • a) “by breaking from below”, a campaign that seeks to turn the Popular Party’s absolute majority into a giant with feet of clay. The government will hardly change its political posture from now till the end of their legislature. However, the Autonomous Communities and municipalities in Spain have to date gone scot-free with the excuse of regional versus national competencies, when in fact they can do much more than they are doing. They can, among other things, expropriate empty flats in the hands of financial institutions and fiscally penalize their lack of social use. Proof of this is the decree of Andalusia or the statutory law of Navarra 24/2013, provisionally suspended by a highly politicized Constitutional Court, following an appeal from the national government. The recent motions the PAH has put forward in various municipalities in order to fine all empty flats in the hands of banks; this has already been approved by 79 Catalan municipalities in just a month are all a sign of a work in the right direction.
  • b) Increased and continued mass civil disobedience, which began in November 2010 with the Stop Evictions campaign, and now expands through the PAH’s Obra Social, which has 20 buildings recovered from the hands of banking institutions and has rehoused more than thousand people, in addition to more campaigns to come;
  • c) Ending impunity, either through lawsuits, with the “Trial and Punishment” campaign by calling those responsible for the mortgage scam to be prosecuted, or through the ‘escrache’ campaign as well as other forms of peaceful protesting that allow citizens to identify those responsible for fraud and spoliation;
  • d) The construction and promotion of existing alternatives such as rental and cooperative social renting, ethical banking, stimulating a social economy, and many others that are showing that there are new and different alternatives waiting to spring.
  • Five years later, those who in 2009 started the PAH in Barcelona, are still not used to this barbarity, we continue to thrill with each victory ripped from greedy and prepotent financial system. At the PAH, we cry every week, of rage and pain when we hear the stories of those who step into our assemblies for the first time and explain their ordeal of months without sleep, threats and pressures from the bank, family stress, and worse. But increasingly we cry of joy; watching the transformation of those who not-long-ago seemed defeated and subdued are nowadays those who explain to newcomers what they have achieved thanks to the PAH, be it debt liberation after repossession and/or social rent. The PAH is an overflowing and lively space, where each day we learn, we fight and we feel like we were a family. In fact, in our daily actions and meetings there are always children running around. And that’s the way we want it to be. They are, more than anyone, the ones who remind us that our horizon is open and our history is still to be written.

    Thanks to each and every PAH, for renewing our hope and restoring our future.

Por

2013: el año de la PAH. El año de la ciudadanía

Las imágenes de la PAH en 2013

La PAH ha sido una clara protagonista del 2013, un 2013 en el que el Partido Popular ha quedado retratado. Un 2013 en el que hemos visto cómo la gente tenemos mucho más poder del que nos han hecho creer. Un 2013 en el que reafirmamos que sí se puede y que lo vamos a conseguir; por eso, 2014 será el año en el que se aprueben las medidas de la ILP. El año en el que desahuciaremos a la mafia. Porque juntos podemos.








































  • En 2013 hemos alcanzado la cifra de 936 desahucios parados



  • Centenares de daciones en pago, quitas, condonaciones de deuda, paralización de subastas: con las negociaciones colectivas y la presión a los bancos, la PAH ha conseguido aquello de lo que no son capaces administraciones públicas de todos los colores.









Os deseamos un 2014 lleno de democracia y derechos humanos. Porque sí se puede, somos imPAHrables y lo vamos a conseguir.

Por

Carta de Ada Colau al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

Carta publicada en el libro ¡Sí Se Puede! Crónica de una pequeña gran victoria. De Ada Colau y Adrià Alemany. Editorial Destino

Sr. Mariano Rajoy. Señores diputados y diputadas del PP, miembros del Gobierno de España.
Les escribe Ada Colau, pero esta vez no como portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), sino como una ciudadana cualquiera.

Estos últimos días han sido intensos. La Sra. Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y otros miembros del gobierno y de su partido, así como algunos medios de comunicación, han lanzado graves acusaciones contra mi persona. Se han dicho muchas mentiras o medias verdades deformadas: que si era filo terrorista, simpatizante de no sé qué, condenada en juicios inexistentes, anti sistema por acciones pacíficas varias, subvencionada con millones de euros… Es igual. Los abogados me dicen que debo denunciar, y en algunos casos graves lo haré, pero no vale la pena perder tiempo respondiendo a la difamación. Sin embargo se han acumulado algunos malentendidos de fondo que creo sería oportuno aclarar.
En primer lugar, ustedes no han entendido el movimiento de la PAH. Dejen que les cuente. La PAH es un movimiento ciudadano en el que participan miles de personas, la mayoría afectadas, algunas otras solidarias, todas movilizadas por la defensa del derecho a la vivienda. Es un movimiento apartidista, muy plural y transversal, en el que personas muy distintas hemos coincidido movidas por la indignación frente al abuso de las entidades financieras y la complicidad que éstas han encontrado tanto en su gobierno como en el anterior. Por ello les digo que sus acusaciones de que el PSOE mueve los hilos de la PAH son ridículas y demuestran un desconocimiento de la realidad preocupante. Deberían venir a nuestras reuniones y comprobarlo. En ellas encontrarán votantes de todos los partidos y abstencionistas; clases medias y bajas; inmigrantes y autóctonos; jóvenes y mayores… vamos, la ciudadanía en general.

En segundo lugar, la PAH no tiene, ni necesita “lideresas”. Parece que ustedes se han empecinado en buscar cabecillas a los que poder decapitar, como forma rápida de acabar con una protesta que a las entidades financieras, y ahora parece que también a ustedes, les resulta molesta. Yo no soy nadie importante ni especialmente brillante. Soy temporalmente una portavoz, pero como yo hay miles de personas igual o más implicadas. Esa es la fuerza del colectivo: somos un movimiento profundamente democrático, que apuesta por la descentralización y el protagonismo de todas y cada una de las personas que en él participan. Ese es uno de los ingredientes secretos que explican que en los momentos más difíciles, las personas saquen lo mejor de sí mismas. Empoderamiento y solidaridad nos hacen imparables.

Y finalmente, hablemos de los escraches. Les molesta que podamos ir a protestar frente a su casa. Lo entiendo. A mí tampoco me gustaría. Pero si alguna vez acudieran a un desahucio, entenderían que se trata de algo infinitamente más molesto. Hay miles de personas en una situación límite, en la calle y con deudas, en paro, sin tener qué comer… y todo ello a pesar de que viven rodeadas de abundancia. Miles de familias en la calle viven en el país de Europa que más viviendas vacías acumula. Pasan hambre en un estado que permite que cada día se tiren toneladas de alimentos en buenas condiciones. Y ustedes gobiernan ese país, por ello no debería sorprenderles que esas familias llamen a su puerta, después de haber intentado en vano llamar su atención. Este movimiento, absolutamente ejemplar, ha agotado todas las vías que la insuficiente democracia española ofrecía: durante más de cuatro años hemos intentado negociar con las entidades financieras, hemos hablado con los partidos políticos, con servicios sociales, ayuntamientos… hemos puesto recursos en los juzgados y hemos recogido como hormiguitas casi un millón y medio de firmas. Pero nada, el Partido Popular no se ha movido ni un milímetro y anuncia que rechazará las medidas de la Iniciativa Legislativa Popular.

Qué casualidad. Justo en el momento en que la PAH cuenta con más apoyo social (entre el 80% y el 90% según todas las encuestas). Cuando ya se han entregado el millón y medio de firmas de la ILP. Cuando la presión social les ha obligado a admitir a trámite esa ILP que no pensaban ni debatir. Cuando llega una sentencia europea que da la razón a las personas afectadas y dice que las miles de ejecuciones hipotecarias y desahucios que se han producido los últimos años en España son ilegales. Justo en este momento, cuando parecería que ya nada más puede retrasar la necesaria reforma legislativa, ustedes nos salen con una campaña de criminalización como única respuesta. En lugar de escuchar el clamor popular, intentan generar confusión llegando a comparar nuestras acciones pacíficas con el terrorismo de ETA o la Alemania nazi. Hay que ser mala gente para decir algo así.

Recuerden que en este tema de los desahucios de momento los únicos domicilios violados y los únicos muertos los ha puesto la población. No sus señorías, que hasta la fecha se han limitado a mirar desde lejos, y desde la comodidad, un drama que podrían haber evitado si hubieran actuado donde les compete, en el Congreso. Por supuesto que la ciudadanía no es tonta y en seguida ha visto que en toda esta campaña de difamación no se buscaba más que hacer ruido para desviar la atención. Pero no les va a funcionar. La realidad es tozuda y miles de personas estafadas y desahuciadas no van a desaparecer por mucho que su gobierno las ignore.

Dejen que termine usando el paralelismo con la Alemania nazi al que ustedes recurren con tanta ligereza. Si bien la gravedad no es comparable, en ambos casos estamos hablando de situaciones de vulneraciones sistemáticas de derechos humanos. En España afortunadamente no estamos frente a campos de concentración, deportaciones ni asesinatos masivos. Pero sí tenemos violentos desalojos, miles de personas empobrecidas que ven comprometidas sus necesidades básicas, condenadas de por vida a la exclusión social y la economía sumergida. Y todo para mantener unos privilegios y unos beneficios astronómicos a las élites financieras.
Décadas después del nazismo, la sociedad alemana aún no se ha perdonado a sí misma el no haber sabido reaccionar a tiempo para evitar la barbarie. Pues bien, en España miles de ciudadanas y ciudadanos hemos decidido que en el futuro queremos poder mirarnos al espejo. Una democracia que permite la vulneración sistemática de derechos humanos, e incluso la promueve, no es democracia, por mucho que se vote cada cuatro años. Democracia será cuando el interés general se anteponga a los dictados de los mercados. Cuando nada sea más importante que la vida y la dignidad de las personas.

Sr. Presidente nunca es tarde para rectificar. No teman los escraches, no teman a la población. Bajen a la calle y hablen con la gente. Hagan justicia y detengan los desahucios. Hay vidas en juego que no pueden esperar más.

Barcelona, 8 de abril de 2013

Descárgate la Carta abierta de Ada Colau al presidente del Gobierno

si-se-puede_9788423346905

Por

El Partido Popular desahucia la ILP

El Partido Popular anunció el pasado martes el cierre del debate sobre la ILP. El jueves, en la comisión de economía, el Partido Popular votará en solitario a favor de su propuesta de reforma de la ley hipotecaria. En la más absoluta soledad. Sin aceptar las enmiendas de ningún grupo político y, lo que es más preocupante para la democracia de este país, desoyendo unas demandas que cuentan con el apoyo del 90% de la población, unas demandas de mínimos necesarias para no condenar a la exclusión social de por vida, a miles de familias.

Ninguna mayoría absoluta legitima la violación sistemática de derechos humanos.

La ILP por la dación en pago retroactiva, el alquiler social y la moratoria de los desahucios cuenta con el aval de 1.402.854 firmas. Son demandas de mínimos, cuyo rechazo muestra una preocupante ignorancia por parte del PP de la realidad social en la que se encuentran cientos de miles de personas en este país.

La propuesta de ley del PP desvirtúa por completo la ILP, no respeta el texto y vuelve a sus medidas parciales, arbitrarias e insuficientes que excluyen a la mayoría grueso de la gente las personas afectadas. Unas medidas que ya se han mostrado fracasadas. Su propuesta muestra un desprecio por la sentencia del TJUE, ya que no modifica el fondo del procedimiento de ejecución hipotecaria, ni dice nada de los cientos de miles de procedimientos ya realizados con una ley ilegal que vulnera derechos fundamentales. Les condenan y sacrifican de por vida al no aceptar ningún tipo de retroactividad efectiva. El texto hecho público la semana pasada ofrece una posibilidad teórica: que las familias paguen el 65% de la deuda en en cinco años a partir de la hecha de la subasta. Algo que, quienes conocemos el problema de cerca, sabemos que es inviable para el 99% de las familias afectadas. Impide también que la inmensa mayoría de las personas afectadas se acojan a la paralización de los desahucios de viviendas habituales y no contempla ninguna medida significativa de impulso del alquiler social.

Lo que dice la Sentencia del TJUE ya es de obligado cumplimiento para los jueces españoles. Sin embargo, el texto del PP persiste en la ilegalidad vulnerando los derechos de los afectados y generando indefensión. Nada se introduce para mejorar la regulación, al contrario, reduce a un mes el plazo para alegar cláusulas abusivas se impone al afectado la obligación de alegar las cláusulas y de advertir el inicio del plazo, cuando el juez de oficio debe apreciarlas, de acuerdo con la jurisprudencia del TJUE. Por tanto, es persistir en la vulneración de los derechos fundamentales de los afectados.

Las propuestas del PP suponen una operación de maquillaje de los decretos De Guindos y Antidesahucios, cuyo fracaso ya se ha constatado.

De este modo, el texto del Partido Popular aboca al caos social, económico y jurídico al país. Negar el derecho a una segunda oportunidad supone el caos social porque serán miles de personas las que creerán que no tienen solución posible a su situación. Las propuestas del PP nos abocan al caos económico, porque un país no podrá salir de la crisis, si sus ciudadanos no salen de ella, condenados a la economía sumergida y la exclusión social de por vida. Y conllevarán caos jurídico, porque si el Estado no tutela los derechos de las personas afectadas, éstas buscarán una solución en juzgados, opción que acabará por colapsarlos.

La estrategia del Partido Popular de las últimas semanas de criminalizar la campaña de escraches, reprimir a los participantes, y poner toda su estructura al servicio de la difamación de la PAH y su portavoz Ada Colau muestra una actitud profundamente antidemocrática y la decisión de cerrar el debate es la prueba de que su intención no era otra que desviar la antención sobre un debate que va más allá de la ILP hipotecaria y que pone de manifiesto que la ciudadanía población ha dejado de confiar en un gobierno ilegítimo para garantizar sus derechos. Frente al acoso de la banca y la complicidad del gobierno, la ciudadanía ha tenido que organizarse y auto tutelar sus derechos a través de movimientos ciudadanos como la PAH.

La decisión del PP de cerrar el debate sobre la reforma de la ley hipotecaria, rechazando las propuestas de la ILP, y sin contar con otros grupos políticos ni con la ciudadanía, muestra un peligroso desconocimiento de la realidad social. Son un insulto a la democracia, y una muestra de cómo el poder político se encuentra subyugado por los intereses de la banca. Una banca que ha hundido el sistema económico y nos ha llevado hasta esta crisis.

El jueves la propuesta de ley saldrá de la comisión de economía y llegará al Senado, donde los senadores, desde nuestro punto de vista, tienen la obligación moral, política y democrática de presentar enmiendas y reabrir un debate que el Partido Popular quiere finiquitar.

Desde la PAH sabemos que, como sociedad, no podemos permitirnos el lujo de tirar la toalla. Por eso, seguiremos presionando hasta el día de la votación para que se introduzcan las medidas que efectivamente darían una solución a la sangría de los desahucios.

Si el PP insiste en sacar adelante un proyecto tan claramente insuficiente, las PAH seguiremos actuando para hacer lo que no hace el gobierno: defender los derechos de la ciudadanía población frente a los abusos de la banca. Seguiremos parando desahucios, actuaremos para forzar negociaciones con los bancos y lograr daciones en pago, recuperaremos viviendas vacías en manos de las entidades financieras e inundaremos los juzgados de escritos para solicitar la nulidad de procedimientos ya ejecutados. La ILP ofrece la posibilidad de no judicializar el conflicto y no colapsar los juzgados, pero si el PP no nos deja más remedio, haremos lo que debamos para defender los derechos humanos. Hay vidas en juego, aunque parezce que al Gobierno del PP le da igual.

Rescatemos personas, no bancos

¡SÍ SE PUEDE!

El grupo promotor está formado por:
CCOO, UGT, Taula del tercer Sector, Observatori DESC, Confacv, y Plataforma de Afectados por la Hipoteca

Por

La PAH presenta: Mensaje a los votantes del PP

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca pedimos a los votantes del PP que no se crean la campaña de descrédito lanzada por el Gobierno.

No somos “el enemigo”, sino las víctimas de la crisis y de la gran estafa hipotecaria que se ha dado en este país a raíz de la burbuja inmobiliaria. Las víctimas que nos hemos tenido que organizar desde abajo para hacer frente a esta injusticia.

La PAH es un movimiento plural y transversal.

En la PAH llevamos más de cuatro años luchando por los derechos fundamentales, superando bandos y diferencias ideológicas, e invitamos a que todos hagamos visible el apoyo a las medidas de la ILP sumándonos a la campaña PrimaveraVerde.

https://primaveraverde.afectadosporlahipoteca.com/

#LaPAHalVotanteDelPP

Por

La PAH actúa para parar los desahucios ilegales tras la sentencia del TJUE

escrito

Ante la emergencia social causada por las ejecuciones hipotecarias masivas y ante el varapalo que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dado a la ley española, el equipo jurídico de la PAH ha preparado un escrito para que todas las personas afectadas que tienen los procedimientos de ejecución hipotecaria en marcha los presenten en su Juzgado, en una acción colectiva por parte de las PAHs este martes 26 a las 11h.

El escrito se basa en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 14 de marzo que declara que el procedimiento español de ejecución hipotecaria es ilegal. Por ello se solicita a los juzgados que declaren la nulidad de los procedimientos de ejecución hipotecaria que se están tramitando en estos momentos por ser ilegales, por basarse en una ley contraria al derecho comunitario, y por tanto ilegal. Debe finalizar la violación sistemática del derecho humano a una vivienda digna y adecuada, promovido por un procedimiento basado en la indefensión de las personas afectadas, que provoca desalojos forzosos sin alternativa habitacional y genera una condena perpetua al pago de la deuda hipotecaria.

Solicitamos que se anulen todos los procedimientos que se están tramitando, y que en cualquier caso, se suspendan todos los procedimientos para que no se realice ninguna actuación más en los Juzgados en base a una normativa ilegal. Debe esperarse en todo caso a que se reforme esta normativa ilegal. Precisamente en estos momentos se está tramitando en el Parlamento la Iniciativa Legislativa Popular promovida por la PAH por la que un millón y medio de personas han puesto encima de la mesa de los diputados una propuesta en positivo para reformar la normativa y dar respuesta a esta situación de emergencia, reclamando unas medidas de mínimos como son la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios, y el alquiler social de las viviendas vacías en manos de los bancos.

Hacemos un llamamiento a las personas afectadas para que reclamen ante los Juzgados que se respeten sus derechos y para ello ponemos a su disposición este escrito. Y extendemos el llamamiento a todos los operadores jurídicos para que den la máxima difusión al escrito a fin de que llegue al máximo número de personas afectadas por los procedimientos ilegales, y faciliten el respeto a sus derechos fundamentales.

Estaremos a las puertas de los Juzgados mañana martes 26 de marzo, a las 11h de la mañana para facilitar el escrito a las personas afectadas y proceder a la presentación masiva del escrito, aunque también se podrá presentar más adelante. El escrito lo presentarán las personas afectadas que tienen los procedimientos de ejecución hipotecaria en marcha, que no se hayan archivado.

Para los procedimientos de ejecución hipotecaria ya archivados, la PAH va a enviar un escrito dirigido a las entidades financieras a fin de que ante el nuevo escenario después de la sentencia, que sitúa los procedimientos de ejecución hipotecaria fuera de la ley. En este escrito se va a reclamar que se tomen medidas de forma inmediata a fin de reparar el daño causado a las personas afectadas en los últimos años, como el cese de las reclamación de deudas, la recuperación de las viviendas, el retorno de las cantidades embargadas, y la indemnización por los daños y perjuicios causados a las víctimas de una ley ilegal. En función de la respuesta de las entidades financieras, el equipo jurídico de la PAH estudiará el ejercicio de las acciones judiciales pertinentes para defender los derechos de las personas afectadas.

¡Paremos los desahucios ilegales!
¡Sí se puede!

Para presentar el escrito:

1. Descárgatelo de aquí: Modelo escrito para solicitar la nulidad de los procedimientos en trámite en base a la sentencia del TJUE.

2. Mira si tu PAH más cercana ha convocado una acción para presentar los escritos conjuntamente.

3. Si no es el caso: descárgatelo, rellénalo con tus datos e imprime tres copias.

4. Llévalo al juzgado: se quedarán dos copias, y te devolverán una sellada.

5. Te pedimos que hagas una una copia de la copia sellada y nos la traigas a la PAH para poder hacer seguimiento.

Por

Europa declara ilegal la ley española de los desahucios

Comunicado del equipo jurídico de la PAH respecto a la sentencia de la UE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dado un varapalo a la normativa española sobre desahucios, confirmando la ilegalidad del procedimiento español de ejecución hipotecaria desde hace veinte años. El TJUE, de obligado cumplimiento para los jueces españoles, pasa por encima incluso de la normativa estatal y concluye que se vulnera de forma clara los derechos fundamentales de las personas afectadas y concretamente el derecho a la defensa. La ley actual no da al afectado mecanismos de oposición efectivos para hacer valer sus derechos en el marco del procedimiento de ejecución actual.

Los procedimientos de ejecución hipotecaria en curso deben ser paralizados de oficio y de forma inmediata, puesto que la normativa que los regula es ilegal.

La sentencia da importantes facultades de actuación en los procesos vigentes a los jueces. La declaración del procedimiento como ilegal abre amplias vías para alegar la nulidad de los procedimientos que se han tramitado hasta ahora.

Ha tenido que ser un tribunal europeo quien se pronuncie ante la impasibilidad de un Gobierno y de un Parlamento ciegos y sordos, incapaces de atender el clamor popular y dar solución al drama social que los desahucios han provocado y siguen provocando hoy. El TJUE da también con esta sentencia una bofetada al Tribunal Constitucional español, el cual venía avalando un procedimiento de ejecución hipotecaria que se ha demostrado claramente ilegal.

Las inmediatas estrategias jurídicas posibles ante el fallo del TJUE serán analizadas este sábado en una reunión de abogados de la PAH.

La sentencia es un respaldo al contenido de la Iniciativa Legislativa Popular, cuyas medidas se habían cuestionado por su carácter retroactivo. A la luz de la doctrina del TJUE la retroactividad no solo es una posibilidad reconocida en la Constitución, sino una necesidad. Una necesidad ya que se plantea la nulidad de las ejecuciones hipotecarias realizadas desde el año 1993, fecha de la Directiva en la que se basa la sentencia para declarar ilegal el procedimiento español. No puede sostenerse que una persona sea condenada a pagar una deuda perpetua derivada de un procedimiento ilegal.

Esta sentencia reafirma la importancia de la movilización ciudadana a favor de las medidas de la ILP, unas medidas de mínimos que se están debatiendo en el Parlamento, y las cuales dan respuesta a los planteamientos de respeto a los derechos fundamentales de las personas afectadas.

¡Sí Se Puede!

Noticias relacionadas: Mientras PP y PSOE hablan de acabar con los desahucios sin adoptar soluciones, la PAH actúa también en juzgados

Los jueces responden al escrito de la PAH y empiezan a suspender procedimientos

Por

Concentraciones frente a las sedes del PP y el Congreso

Mañana martes se vota en el Congreso de los diputados la tramitación de la ILP hipotecaria, que cuenta con el aval de 1.402.854 firmas. Citas y convocatorias del martes 12 de febrero:

11:00 Rueda de prensa del grupo promotor (PAH, CCOO, UGT, CONFAVC, Observatori DESC, Mesa del Tercer Sector Social de Catalunya) Plaza de las Cortes, delante del Congreso de los Diputados.

  • 12:00 reunión del grupo promotor con el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada.
    12.45 reunión con el grupo parlamentario del PP
    13:00 reunión con el grupo parlamentario de Izquierda Plural
    13.30 reunión con el grupo parlamentario de CiU
    14:00 reunión con el grupo parlamentario socialista

Concentraciones frente a las sedes del PP y el Congreso para exigirles que voten a favor de la tramitación de la ILP

Este martes 12 de febrero se vota en el Congreso de los diputados la admisión a trámite de la ILP hipotecaria. Una ILP que cuenta con el aval de 1.402.854 firmas.

Las propuestas de la ILP son demandas de mínimos ante la magnitud del problema de la vivienda. La votación de la ILP por la dación en pago coincidirá con la votación de otra ILP, en este caso por la regulación de la fiesta de los toros como bien de interés cultural, que parece que sí será tomada en consideración –con menos de la mitad de firmas. Mañana veremos cuáles son las prioridades que demuestran tener los partidos políticos de este país.

Este martes los partidos políticos ni siquiera tienen que votar a favor o en contra de estas propuestas. Se vota la tramitación. Una tramitación que se da en un momento de gran desafección política, y después de que el drama de los desahucios se cobrara viernes la vida de un otra persona en Córdoba.

El Partido Popular ha anunciado que votará en contra. Esta decisión es incompatible con la defensa de los derechos humanos. Responde a intereses de grupos de presión vinculados a entidades financieras, muchas de ellas rescatadas con dinero público, que continúan enriqueciéndose y desahuciando a miles de familias a nuestro país.

Este martes, se vota la admisión a trámite de la ILP. Votan si se puede votar. Se vota reconocer o despreciar el trabajo de las miles de personas que han recogido firmas por esta ILP, de los centenares de miles que lo han firmado, de las centenares de miles de personas afectadas. Se vota el descrédito definitivo de algunos grupos políticos o mostrar voluntad política de escuchar las demandas ciudadanas.
La votación es una muestra de voluntad para solucionar un drama que causa sufrimiento a miles de personas o, por el contrario, mostrar la intención de perpetuar el genocidio financiero. Este martes se vota la democracia. Votar en contra es declarar la guerra a las mayorías sociales de este país, pero están a tiempo de rectificar…

En menos de tres días, se han enviado más de 800.000 mails a los diputados del Partido Popular para exigirles que voten a favor de la tramitación.

Las demandas de la ILP son demandas de mínimos, dación en pago con efectos retroactivo, alquiler social para aquellas personas que han sido expulsadas de sus casas en las viviendas vacíos en manso de entidades bancarias y moratoria de desahucios de vivienda habitual.

La PAH convoca mañana concentraciones frente a las sedes del PP , a la misma hora habrá concentración ante el Congreso en Madrid y en otras ciudades del Estado.

  • Madrid: 17:00 frente al Congreso
  • Barcelona 17:00 frente a la sede del PP de Catalunya, c/Urgell 249
  • Asturias: 12:00 frente a la sede del PP de Avilés, c/ la Cámara 18
  • Bilbao: 12:00 frente a la sede del PP, Gran Via, 89
  • Burgos, 12:00 frente a la sede del PP, c/ Calzadas Nº 33 – 35
  • Donosti: 17:00 frente a la sede del PP
  • La Rioja: 18:00 frente a la delegación del Gobierno
  • Pamplona: 19:00 sede del PP, Avda. Carlos III frente a “CAN”
  • Valencia: 17:00 frente a la sede del PP

Durante el fin de semana y el lunes ha habido concentraciones en Menorca, Chiclana, Tenerife,  Gran Canaria…

Más de 40 ciudades participarán convocan a la manifestación del 16 de febrero por el derecho a la vivienda.