Tag Archive cgpj

PorLa PAH

Casi 20.000 desahucios en el tercer trimestre de este año

Según los datos del CGPJ hechos públicos hoy, en el tercer trimestre de este año se han presentado en los juzgados 5.518 nuevas ejecuciones hipotecarias, y se han producido 19.606 nuevos desahucios en todo el estado. Siguen bajando los derivados de ejecución hipotecaria, fruto de la “tregua” que mantiene los procedimientos paralizados en los, juzgados a la espera de sendas resoluciones del TJUE sobre las cláusulas de vencimiento anticipado y de intereses de demora. Y continúa el ascenso imparable de los desahucios como consecuencia de impago del alquiler que aumentan un 4,2%, como consecuencia de la indefensión que sufren los inquilinos como consecuencia de las reformas de la LAU, la burbuja que están generando en los precios del alquiler el cambio a usos turísticos de viviendas que antes eran residenciales, y por supuesto de los bajos salarios que impiden cada vez más el acceso a una vivienda digna.

Esta brutal cifra de casi 20.000 desahucios, pone nuevamente de manifiesto el grave incumplimiento por parte del Estado de las recomendaciones contenidas en el dictamen de Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU del pasado mes de junio, en el que se establecía un plazo de 6 meses para establecer una serie de modificaciones legislativas, judiciales y sociales, que el Gobierno parece estar ignorando hasta el momento.

Desde la PAH consideramos que, el Derecho Fundamental de acceso a una vivienda digna en nuestro país, sólo será posible mediante la aprobación y aplicación íntegra de la Ley de Vivienda de la PAH, que esperamos registrar en el Congreso el próximo 10 de enero, y por ella continuaremos la movilización necesaria hasta su aprobación.

PorLramisa

Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hablan por si solos: 166 desahucios al día

Cada vez que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) saca los datos de un trimestre, saltan mil lecturas sobre los desahucios. Hoy han salido los que cierran el año 2016, dejando un panorama desolador. En 2016 se han ejecutado más de 60.000 desahucios, de los cuales el 56% son por impago de alquiler y el otro 44% de hipoteca, es decir, la banca. A éstos datos hay que sumar los miles de desahucios, invisibilizados, de familias que se han visto obligadas a escoger entre la calle u ocupar una vivienda vacía.

Podríamos poner el acento en el porcentaje que han aumentado o disminuido los desahucios, pero no lo vamos a hacer. Podríamos escribir líneas de números, como los 166 desahucios diarios que se han producido durante 2016, pero tampoco lo vamos a hacer. Hoy, ocho años después de empezar nuestra andadura, os vamos a volver a insistir en sobrepasar la frialdad de los números. Hoy, como cada día, vamos a recordar que detrás de cada desahucio hay una familia, unos niños, mayores o ancianos que son sometidos a un proceso tortuoso, sobre los que recae el estigma del empobrecimiento, personas que ven como sus sueños, sus proyectos de vida, se rompen en mil pedazos mientras la administración las abandona.

Al escuchar 166 desahucios al día, queremos que penséis en Irene, como podría ser Maria, Isha, Paco o Mohammed, unos padres y madres que las noches previas al desahucio no van a poder dormir, aterrorizados, inseguros sin saber que harán después del desahucio o dónde irán a parar. 

Pero al escuchar 166 desahucios al día también queremos que pienses que rol tienes tú, nosotras. Organizadas podemos desobedecer leyes injustas y parar los desahucios, podemos hacer que Maria, Isha, Paco o Mohammed, todas juntas, consigamos parar el desahucio y conseguir una solución habitacional, desactivar el estigma de la pobreza, la culpa y el fracaso y activar del de la solidaridad, el apoyo mutuo, el compañerismo. 

En definitiva, no queremos entrar hasta el último decimal de los números, queremos pedirte que te organices con tus vecinas, que participes de tu PAH más cercana, que bajes a parar el desahucio de la que tienes al lado, porque si alguna cosa hemos aprendido en éstos 8 años, es que juntas podemos hacer posible lo imposible.

Y para acabar, te vamos a pedir algo más, que nos apoyes para cambiar las leyes injustas y criminales que apisonan 166 veces al día los derechos humanos y de la infancia en el estado español cada día. Ahora en Madrid se empieza una ILP para cambiar la situación en la comunidad, ¡apóyanos! Pronto, te pediremos también apoyo para hacer realidad las 5 propuestas de la PAH para poner fin a nivel estatal a los desahucios, las deudas de por vida, los cortes de suministros, para ampliar el parque público de viviendas y para hacer del alquiler una opción de vida asequible, segura y estable. 

¡Juntas sabemos, que Sí se puede!

Por

¡Escándalo! los datos del CGPJ muestran cómo la ley criminal del PP perpetua la emergencia habitacional

La ley criminal del PP perpetua la emergencia habitacional. La PAH exige la aplicación urgente de las tres medidas de mínimos de la ILP

Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre ejecuciones hipotecarias y desahucios del primer trimestre de 2014 suponen una nueva evidencia de la situación de emergencia habitacional que estamos sufriendo y de la inutilidad de las medidas aprobadas por el PP para resolver esta situación. Las casi 550.000 ejecuciones hipotecaria iniciadas desde 2007 hasta hoy son el reflejo de una ley hipotecaria injusta y caduca que sobreprotege a las entidades financieras las cual, con la connivencia de los sucesivos gobiernos de PPSOE, permite que éstas sigan manteniendo sus privilegios a costa de empobrecer a la ciudadanía.

En los tres primeros meses de 2014 se han iniciado 24.226 ejecuciones hipotecarias, esto supone casi 3.000 ejecuciones hipotecarias más que en el mismo período del 2013. En el caso de los desahucios, las cifras son igual de escandalosas: 18.492 desahucios en el primer trimestre de 2014, un ínfimo 5% menos respecto a los tres primeros meses de 2013. Sin embargo, si miramos las cifras en detalle, se puede apreciar como los desahucios hipotecarios se incrementan en un 6% respecto al mismo periodo del 2013, mientras que los de alquiler disminuyen un 11%. Una vez más, Cataluña ocupa el vergonzoso primer lugar en número de desahucios , seguida de Andalucía y la Comunidad Valenciana.

El drama de los desahucios es la cara más inhumana de la crisis, y sin embargo, aun a día de hoy los datos oficiales sobre desahucios siguen siendo pésimos, insuficientes e inexactos. Teniendo en cuenta la gravedad de la problemática y la alarma social generada, lo mínimo que debería garantizar un estado de derecho son unos datos fiables. Sin embargo, a día de hoy, la estadística del CGPJ sólo puede informar a nivel cuantitativo. La pésima calidad de los datos se evidencia en el hecho de que los datos de ejecuciones y desahucios no coinciden en número, porque muchas familias, al verse en un callejón sin salida, “se autodesahucian”, por lo que no es necesario tramitar una orden judicial de lanzamiento. De esta manera miles de desahucios se producen sin que consten en las cifras oficiales.

A pesar de la mala calidad de los datos, estos demuestran que, tal como viene denunciando la PAH, la Ley 1/2013 aprobada por el Partido Popular, mal llamada de “medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social”, no tenía ninguna intención de solucionar el problema de las personas afectadas por la estafa hipotecaria. Los criterios claramente restrictivos de la ley dejan fuera a la inmensa mayoría de la gente afectada y principalmente tenía como prioridad que se firmaran refinanciaciones a toda costa. El objetivo de la ley 1/2013 no era otro que, por un lado, continuar protegiendo los intereses de la banca, y por otro, realizar un lavado de cara al PP justo después de haber sido el único partido del arco parlamentario que votó en contra de la ILP de la PAH con 1.5 millones de firmas y el apoyo de una amplia mayoría ciudadana. Recordamos que estamos hablando de familias a las que se les priva de un derecho fundamental como es la vivienda. Familias a las que se las condena al sufrimiento y a la muerte civil por quedar endeudadas de por vida

Desde la PAH seguiremos denunciando la connivencia entre PP y entidades financieras, dos caras de un mismo Gobierno que vulnera sistemáticamente el derecho a la vivienda. Los escraches de la PAH durante la campaña de las elecciones europeas han sido un ejemplo de que no vamos a dejar que nunca mas se gobierne de espaldas a las necesidades de la gente. Que tomen buena nota. Ha comenzado un ciclo electoral que culminará en las elecciones generales de 2015 y cualquier partido que aspire a gobernar va a tener que demostrar si está con la gente y por el derecho a la vivienda o con los bancos y su negocio.

Desde la PAH exigimos la aprobación de la ILP y sus tres medidas de mínimos: dación en pago retroactiva, paralización de los desahucios y creación de un parque de alquiler social, con los edificios vacíos que están en manos de la banca y de la SAREB, a día de hoy inexistente, porque se prioriza la funcion lucrativa y especulativa del parque de viviendas.


Resumen de los datos

Ejecuciones hipotecarias

  • 1er trinestre 2013: 21.272
  • 4º trimestre 2013: 24.076
  • 1er trimestre 2014: 24.226
    Ejecuciones hipotecarias desde 2007: 547.966

Lanzamientos:

  • 1er trimestre 2013:19.468
    • Hipoteca: 7.300
    • Alquiler: 11.238
  • 4º trimestre 2013: 17.205
    • Hipoteca: 7.215
    • Alquiler: 9.229
  • 1er trimestre 2014–> 18.492
    • Hipoteca: 7.718
    • Alquiler: 9.948
Porlapah

Vergüenza! Record de desahucios en 2011

Hoy el Consejo General del Poder Judicial ha publicado los datos sobre ejecuciones hipotecarias y lanzamientos del cuarto trimestre de 2011. En ellos destacan que las ejecuciones hipotecarias se mantienen como un problema de primer orden, con una tendencia a la baja respecto al año anterior, mientras que los desahucios (lanzamientos) sufren un fuerte aumento.

Así, tenemos que en todo el estado durante 2011 se iniciaron 77.854 ejecuciones hipotecarias (93.636 en 2010) y 58.241 desahucios (47.809 en 2010).

Pero lo más grave son los totales que sumamos desde que inició la crisis en 2007. En efecto, entre 2007 y 2011 se han iniciado 349.438 ejecuciones hipotecarias y entre 2008 y 2011 se han producido 166.716 desahucios. 166.716 familias en la calle mientras la banca responsable de la crisis sigue declarando beneficios y recibiendo ayudas públicas sin ninguna contrapartida.

Las provincias más afectadas por los desahucios en 2011 fueron Madrid (9.460), Valencia (7.267), Barcelona (5.801) y Alicante (4.648).

Sobre la interpretación de estas cifras, quisiéramos destacar tres aspectos:

1º) Es normal que ahora se disparen los desahucios respecto de las ejecuciones: los procedimientos de ejecución hipotecaria se están alargando hasta dos años en los juzgados; el desahucio llega al final de ese procedimiento, después de la subasta del piso. Por ello, ahora vemos una fuerte crecida de los lanzamientos o desahucios, porque son la consecuencia de las ejecuciones iniciadas en 2008, 2009 y 2010. En cualquier caso hay que tener en cuenta que la práctica totalidad de ejecuciones terminarán en desahucio, tanto si lo refleja la estadística judicial como si no, puesto que tras la subasta se produce un cambio de propiedad y raramente la nueva propiedad está dispuesta a alquilar la vivienda a la persona ex propietaria.

2º) La disminución de ejecuciones iniciadas en 2011 respecto de 2010 no significa que el problema de las ejecuciones se esté resolviendo en España, como algunos medios parecen sugerir. 77.864 ejecuciones en 2011 son una barbaridad y triplican las que se producían en 2007: 25.943. Estamos lejos de ver resuelto le problema de las ejecuciones, y desgraciadamente estamos seguras/os de que en 2012 mantendremos cifras escalofriantes.

3º) Tras las estadísticas hay personas, nucleos de convivencia, familias enteras. Vidas destrozadas por un sistema avaricioso y depredador que prioriza la lógica del beneficio de un 1% de la población, sobre el bienestar y la vida digna del 99%.

Tal y como ya denunciamos hace pocos días, el nuevo decreto del gobierno en materia hipotecaria, lejos de ayudar a las personas afectadas, complica aun más su situación, ya que ha dado la excusa perfecta a las entidades financieras para dejar de negociar cientos de daciones en pago que se estaban tramitando. Ahora los criterios son más restringidos, y las entidades cuentan con el aval del gobierno para intentar forzar novaciones que suponen aumentar la deuda y alargar la agonía para miles de familias que ya se encuentran al límite de sus posibilidades.

Sin embargo, no nos vamos a rendir. La vida y la dignidad de la mayoría de la población están en juego. Exigimos la regulación de la dación en pago retroactiva, la moratoria inmediata de los desahucios y el impuslo del alquiler social como medidas de emergencia para garantizar el derecho a la vivienda y a una segunda oportunidad.