Tag Archive ILP PAH

Porluchomasan

La PAH lanza el videoclip para denunciar a BBVA durante la ocupación de una oficina

Continúa la campaña de señalización a la entidad que iniciamos el 1 de julio

Hoy 28 de julio a las 10:00 hemos ocupado una oficina de BBVA cerca de la Plaça Catalunya de Barcelona, como medida de presión para lograr desencallar los casos de ocho familias, que la entidad se niega a dar soluciones desde hace meses. La acción está enmarcada dentro de la campaña de señalización que iniciamos el 1 de julio y que está provocando desde la pasada semana, movilizaciones diarias en distintas oficinas de la entidad.
 
Ante las políticas criminales de BBVA, preocupado sólo en seguir amasando beneficios millonarios, ya sea con sus negociosos dignos de la mafia como la venta de armas, ya sea jugando con las vidas de las familias más vulnerables, en la PAH no vamos a ceder ni un paso atrás en nuestra lucha para lograr soluciones reales a miles de familias en riesgo de exclusión residencial. Vamos a seguir denunciando y señalizando a la entidad hasta lograr nuestros objetivos y ni las vacaciones nos van a parar. Para ello, rodamos un videoclip en plena ocupación de una oficina para hacer visible y viral nuestra campaña durante el verano. 
 

 
La ocupación de hoy será indefinida y en el transcurso de ella aprovecharemos para presentar a lo grande el estreno de nuestro #PAHrap, videoclip musical que estamos seguras que sorprenderá a propios y extraños, donde dejamos claro que con la PAH no se juega, ya que ni perdona ni olvida. No podemos pasar por alto que el BBVA fue protagonista directo en el recurso con suspensión de la ley 24/2015 catalana, presentado por el Partido popular ante el Tribunal Constitucional, que obligaba a los bancos a conceder alquileres sociales y a la cesión obligatoria de su fondo de pisos vacíos, para ampliar el parque público de vivienda.
 
Después de esto, es indignante que la entidad pretenda lavar su imagen cediendo migajas de su fondo de vivienda a la Generalitat. La cifra de 1800 pisos para toda Catalunya, es irrisoria ante la gran emergencia habitacional que sufrimos. No podemos permitir que entidades financieras rescatadas con miles de millones de euros de dinero público,  no respondan con ninguna contraprestación social y ese dinero sólo sirva para alimentar otro ciclo especulativo y generar una nueva burbuja inmobiliaria. Recordemos que BBVA se hizo, por 1.165 millones de euros con el  98% del capital social de Catalunya Caixa: banco que recibió 12.052  millones de euros públicos para su posterior rescate.
 
Nosotras exigimos que se dejen de especulaciones y mentiras, empezando por dar solución a 8 familias que  llevan ya demasiado tiempo sufriendo las prácticas criminales de esta entidad. Son demandas de mínimos que no pueden retrasarse más porque hay vidas en juego.

 

  • Dación en pago y alquiler social para Liliana y Mercedes por  encontrarse sin trabajo y sin recursos económicos para hacer frente a la  hipoteca.
  • Quitas de la deuda para Sergio, Ana, Dani y Tania para conservar sus viviendas.
  • Nulidad del IRPH de Ana, Goyo y Sergio por ser un índice de  referencia abusivo, opaco y manipulable que puede llevar al desahucio.
  • Condonación de deuda de Anna como avalista.
La acción de hoy es para dejar claro que no vamos a permitir más que el BBVA siga enriqueciéndose a costa de la estafa mal llamada crisis y con las viviendas de familias desahuciadas, como demuestran las cifras que lo declaran el banco líder en ejecuciones hipotecarias.
 
Gracias a la PAH, las familias ya no están solas ni desinformadas, sino que están más fuertes y unidas que nunca, preparadas para luchar por sus Derechos y acabar de una vez por todas con los atentados sistemáticos a ellos, con la legitimidad que nos da la razón y el art.47 de la Constitución.
 
¡SÍ SE PUEDE!
#PAHrap
Por

Comunicado del grupo promotor de la ILP Hipotecaria sobre la propuesta de continuista del Partido Popular

Las entidades promotoras de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios y el alquiler social denuncian la voluntad del Partido Popular de aprovechar la tramitación parlamentaria de la ILP para desvirtuar las propuestas de esta iniciativa ciudadana.

El pasado viernes el grupo parlamentario del PP envió al resto de formaciones políticas una propuesta de “medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social” que desconoce las legítimas pretensiones de la ILP: dación en pago retroactiva; paralización de los desahucios que afecten a viviendas habituales de deudores hipotecarios y la posibilidad de que las personas afectadas puedan permanecer en sus viviendas en régimen de alquiler social.

La propuesta del PP que hoy martes se debate en el Congreso supone una burla a los intereses de las personas afectadas por procesos de ejecución hipotecaria y a la sociedad en su conjunto. Una vez más, la efectividad del derecho a una vivienda digna consagrado en la Constitución española y en numerosos tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado español, queda supeditado a los intereses de las entidades financieras.

Pese a la aceptación a trámite parlamentario de la ILP, y desconociendo el masivo apoyo social a la propuesta, el PP elimina todo rastro de la ILP por la dación en pago y tan sólo introduce enmiendas sin trascendencia de algún otro partido. En concreto, las medidas propuestas por el grupo parlamentario del PP confirman las peores expectativas:

La dación en pago retroactiva se ha convertido en un sistema de “quitas” de imposible cumplimiento. La opción del Partido Popular desconoce la legislación europea en materia de segunda oportunidad y supone una condena financiera de por vida a cientos de miles de familias. Sin embargo, el sistema de “quitas” confirma la posibilidad de establecer una posible condonación de la deuda hipotecaria de forma retroactiva.

La paralización de los desahucios que afectan a viviendas habituales de deudores de buena deja fuera al grueso de personas afectadas. A las dificultades objetivas que supe cumplir con los requisitos para acogerse a la moratoria de dos años en el lanzamiento, se añaden además criterios de dudosa técnica jurídica. Se insiste, así, en introducir ligeras modificaciones a proyectos fracasados como el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, conocido como Código de Buenas Prácticas, y al Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios. De nuevo, una familia con un menor de 3 años podrá acogerse – si cumple el resto de condiciones -, y no así una familia con dos menores de 4 años. En realidad la supuesta mejora consiste en elevar las rentas disponibles para poder acogerse a la moratoria pero bajo supuestos de difícil cumplimiento como que el ejecutado sufra una “parálisis cerebral o una enfermedad mental”.

El impulso del alquiler social entre las personas afectadas desaparece. No se contempla ninguna medida relacionada pese a que el título de la propuesta legislativa alude a la necesidad de reforzarlo.

De llevarse a cabo en los términos planteados la reforma condenará a la pobreza y la exclusión social a cientos de miles de personas. Una verdadera sangría en términos de vidas humanas y de los recursos públicos que deberán emplearse para solventar la falta de vivienda y el sobreendeudamiento de las familias afectadas.

Liberar a las familias de la condena financiera y facilitar su acceso en régimen de alquiler social a las viviendas vacías en manos de las entidades financieras contribuiría de manera decisiva a reactivar la demanda interna, el consumo y, por tanto, la economía.

En definitiva, y más allá de la figura jurídica concreta por la que se opte, resulta urgente que la tramitación parlamentaria de la ILP sirva para solventar la situación de emergencia social generada por una legislación injusta y sin parangón en los países de nuestro entorno.

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca seguiremos presionando al Partido Popular para que rectifique y aplique unas demandas de mínimos que ha quedado ampliamente demostrado que son un clamor popular.