Tag Archive Obra Social La PAH

Segundo bloque recuperado en Manresa por la Obra Social PAH

Comunicado PAHC Bages

Un centenar de activistas de la PAHC Bages (Plataforma de Afectadas por la Hipoteca y el Capitalismo) han ocupado este domingo un bloque de pisos en Manresa. El bloque está situado en el número 41 de la calle Girona y es propiedad de la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Restructuración Bancaria). La ocupación ha contado con el apoyo de más de un centenar de personas y ha sido totalmente pacífica y ha transcurrido sin incidentes.

El objetivo de la ocupación es destinar los catorce pisos del edificio a alojar familias que hayan perdido sus viviendas y que no tengan acceso a alquileres sociales. Con este de hoy ya son dos los bloques de pisos ocupados por la PAHC Bages en Manresa.

El pasado junio, la plataforma ya ocupó un edificio con siete viviendas en la calle Puigcardener, junto a la basílica de la Seu. Después de negociar con la propiedad, CaixaBank no sólo ofreció pisos con alquiler social a las familias ocupantes sino que cedió todo el bloque al Ayuntamiento de Manresa para que lo destinara a alquiler social.

Hace un año y medio que nació la PAHC Bages (Plataforma de Afectadas por la Hipoteca y el Capitalismo) con la intención de luchar por la dación en pago retroactiva y para que el alquiler social sean una realidad en este país, el único que desahucia a familias de sus viviendas sin saldar la deuda con la entidad financiera (cuando una afectada por impagos no puede asumir la cuota, no sólo se queda sin hogar, sino que además tiene que seguir haciendo frente a una importante deuda).

Desde la PAHC no sólo nos limitamos a reivindicar lo dicho. La PAHC es una herramienta de empoderamiento popular esencial en el contexto social y económico en el que nos encontramos: una precarización de las condiciones de vida de la clase trabajadora, que se traduce en un elevado índice de desempleo, salarios miserables, jornadas interminables y una privatización sistemática de los servicios públicos que tenemos que pagar entre todos.

En un momento así, hay muchas familias que no han podido hacer frente ni siquiera al pago de su vivienda. Y la han acabado perdiendo. Por este motivo se crea la Obra Social de la PAH, con la intención de liberar viviendas de la banca o de la SAREB, las cuales han recibido una gran cantidad de dinero público, para realojar a las familias que se encuentran en la calle , desahuciadas o que están a punto de perder su hogar.

Son vecinas que han decidido recuperar lo que la banca, el capitalismo, y la complicidad de las administraciones les ha quitado: SU HOGAR.

Desde la PAHC del Bages, pedimos comprensión y solidaridad a las vecinas del barrio. Estamos seguras que este nueva liberación de viviendas marcará un antes y un después en una ciudad que tiene el triste récord de encabezar el ranking de viviendas vacías en Cataluña (décima ciudad del Estado). Con este panorama no nos podemos permitir tener familias con niños en la calle, ¡mientras los bancos disponen de un gran parque de viviendas vacío!

A todos los vecinos del barrio y de Manresa y comarca les invitamos a conocernos más de cerca asistiendo a nuestra asamblea, todos los domingos a las 17 horas en el Ateneo Popular la Sèquia.

No se entiende ¡GENTE SIN CASA Y CASAS SIN GENTE!

bages

Nace la Obra Social Alienda Alovera en Guadalajara

La Obra social la PAH de PAH Guadalajara recupera 66 viviendas para alojar familias

Ayer sábado 1 de Febrero de 2014 la Plataforma de Afectad@s por la Hipoteca de Guadalajara hace pública la Obra Social ALIENDA ALOVERA dentro de la campaña de la Obra Social de la PAH y de otros grupos de vivienda de barrios y pueblos para recuperar viviendas vacías y denunciar la situación de emergencia habitacional que vivimos en el Estado Español.

Si no nos dan soluciones, rescataremos lo que nos pertenece.

Manifiesto desde la Obra Social ‘Alienda Alovera’

¡ALIENDA!

Alienda gritan en la mina obligándola a que siga viva. Para nosotras el úlitmo aliento cuando nos lo han quitado todo.

Por esto hemos recuperado el edificio de Valbueno 6 en Alovera, un bloque de viviendas que permanecía vacio y en total abandono desde 2008, dando pie a su total deterioro. La propiedad es del GRUPO ALCALÁ 70 S.A. Se ha encontrado en abandono constante llegando a crear problemas bastante serios de insalubridad. Esto nos hace exigir la cesión del edificio para seguir llenando de vida los espacios vacíos y continuar reclamando un derecho que nos corresponde a tod@s y que nos han arrebatado.

Alienda ahora cobra vida. En un estado donde hay millones de casas vacías y las instituciones no garantizan el acceso a la vivienda, tomamos la iniciativa cogiendo lo que es nuestro. Demostrando que la auto-organización de la ciudadanía es la unica respuesta a nuestros problemas. ¡Sí se puede!

El nuestro no es un caso aislado. Máximo apoyo a Cadete 7, La Manuela, los 12 edificios recuperados en Catalunya, las corralas andaluzas, y demás obras sociales del estado. Haciendo mención especial a Toñi compañera en huelga de hambre en la Corrala Utopía para exigir el alquiler social.

La lucha por la vivienda forma parte de la ofensiva por recuperar nuestras vidas.

Lo queremos todo y esto es solo el principio.

Podéis consultar los datos de la propiedad del edificio en la pestaña: “Datos de la propiedad“. Si sois vecinos de la zona no dudeis en leer nuestra “Carta a los vecinos y vecinas“.

logo_obra_socialguadalajara

Los bloques recuperados por la Obra Social la PAH exigirán mañana una solución a la emergencia habitacional tras la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el Bloc Salt.

Mañana a las 11:00 todos los bloques de la Obra Social la PAH se darán cita en Plaça Sant Jaume para exigir a la Generalitat que afronte el modelo especulativo de la SAREB.

Mañana las diferentes familias que han sido realojadas por la Obra Social la PAH y las familias de los bloques recuperados en el marco de la camapaña se dan cita en Plaça Sant Jaume. El objetivo es exigir a la Generalitat una solución para el Bloc Salt y las personas realojadas por la Obra Social la PAH tras la resolución del TEDH. Una solución que obliga a la Generalitat a forzaar a la SAREB a ceder su parque de vivienda como parque público de alquiler social.

La resolución del TEDH recoge una demanda histórica de la PAH: la obligación de las administraciones públicas de intervenir en los casos en los que los derechos fundamentales puedan verse violados.

La movilización en defensa del Bloc Salt vino acompañada el pasado 16 de octubre de una resolución sin precedentes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En ella, el TEDH decretaba la suspensión cautelar del desalojo e instaba a las administraciones catalanas y españolas a demostrar que estaban cumpliendo con su responsabilidad de evitar la vulneración de derechos fundamentales de las familias que viven en el Bloc Salt.

Gracias a la presión social, tras la resolución del TEDH, la Generalitat inició las medidas para evaluar la posibilidad de ofrecer un realojo a las familias de Salt, a día de hoy, sin embargo, la información con la que cuentan las familias sobre el posible reaojo es muy escasa. La Generalitat ha reaccionado tarde frente a una situación que viven miles de familias en Catalanya: la imposibilidad de acceder a una vivienda. La resolución del TEDH pone en evidencia una deficiencia estructural de las administraciones públicas: su falta de voluntad para dar respuesta a la vulneración de derechos humanos que se da con la sangría hipotecaria.

La Generalitat no está en disposición, ni cuenta con los recursos para garantizar el derecho a la vivienda de las centenares de personas realojadas por la PAH, y las miles que se han visto obligadas a ocupar una vivienda por no contar con otra alternativa. Una opción que se está convirtiendo en la regla dada la situación de emergencia habitacional que vivimos y que la Generalitat se niega a reconocer. La situación requiere afrontar el modelo especulativo de la SAREB y recuperar las viviendas del Banco Malo para las personas desahuciadas. La SAREB cuenta con 15.000 viviendas en Catalunya, un parque de viviendas que no puede ser malvendido mientras miles de familias se encuentran en la calle.

Un realojo de las familias del Bloc Salt supone efectivamente que la PAH ha obligado a la administración a reaccionar frente a la situación de emergencia de diferentes familias, pero no puede ser un parche, la Obra social de la PAH ha realojado a centenares de personas que han agotado todas las vías para acceder a una vivienda. El posible realojo no se hubiera planteado sin la presión ejercida por la PAH, no obstante, la solución planteada por la Generlitat ha de ser generalizable para todas las personas que se han visto obligadas a recuperar una vivienda para no quedarse en la calle.

El TEDH dio de plazo a las administraciones hasta el día 24 para exponer las medidas a implementar para prevenir la vulneración de esos derechos, y mañana 5 de noviembre se pronunciará acerca de las medidas aportadas.

Mañana las diferentes familias que han sido realojadas por la Obra Social la PAH y las familias de los bloques recuperados en el marco de la camapaña se dan cita en Plaça Sant Jaume para evidenciar que la solución de la Generalitat propuesta para las familiasd el Bloc Salt será un puro parche si no se escuchan las demandas ciudadanas y se obliga a la SAREB a ceder su parque de vivienda como parque público de alquiler social.  

¡Son nuestras casas!

Logo_Obra_Social

Nueva victoria y precedente importantísimo de la Obra Social de la PAH en Manresa

Nueva victoria y precedente importantísimo de la Obra Social de la PAH en Manresa

El mismo día, la PAH ocupa el Barcelona MeetingPoint y fuerza una reunión con la SAREB

La Obra Social de la PAH en Manresa: Sí Se Puede

Tras meses de negociaciones, la PAH fuerza a Caixa Banc a aceptar un alquiler social para las cinco familias que viven en un bloque recuperado por la Obra social la PAH en Manresa. Las familias serán realojadas en viviendas de Caixa Banc, y además, gracias a la presión de la PAH, el edificio pasará formar parte del Fondo Municipal del Vivienda, aumentando así la vivienda pública social de la ciudad de Manresa.

Una nueva victoria de la PAH que se conocía ayer, mientras en Barcelona la PAH bloqueaba el Barcelona Meeting Point (BMP), una de las ferias inmobiliarias más importantes del país.

A día de hoy, el ejemplo de Manresa muestra cómo la PAH es quien está obligando a las entidades bancarias a poner sus viviendas a disposición de las personas. Tras meses de negociaciones estancadas entre Caixa Banc y la PAHC Bages, y que Caixa Banc denunciara a las familias que viven en el bloque en el juzgado, la PAHC Bages consiguió desbloquear las negociaciones y obligar a la entidad a adoptar un acuerdo con tres puntos:

  • Realojo de las cinco familias en viviendas de Caixa Banc en régimen de alquiler social
  • La cesión del edificio recuperado por la PAHC Bages en el marco de la Obra Social la PAH al fondo municipal de viviendas de la ciudad de Manresa (una ciudad con un parque de vivienda, del cual el 24% están vacías). Gracias a la PAH, Caixa Banc se ocupará de la rehabilitación de las viviendas.
  • La retirada de la denuncia y la clausura del proceso penal

La cesión del edificio de vivienda para alquiler social es un precedente importantísimo para la campaña Obra Social de la PAH: el banco, frente a la presión social, se ve obligado a reconocer que es responsable del problema y mueve ficha para subsanarlo. Esta victoria se suma a la que consiguió en mayo la PAH Terrassa, forzando a CaixaCatalunya a realojar a las 11 que vivían en un bloque recuperado propiedad de esa entidad rescatada.

Comunicado de la PAHC Manresa para descarga

obra social PAH Manresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

la PAH bloquea el Barcelona Meeting Point: ¡son nuestras casas!

Mientras la PAH defiende el derecho a la vivienda de las familias, como en Manresa, sigue habiendo actores (la SAREB, los bancos, el Gobierno central etc.) que se aferran a un modelo fallido, el de la burbuja inmobiliaria, que la mayoría de la población rechaza a la vista de sus horribles consecuencias sociales (ejecuciones hipotecarias, desahucios, sufrimiento…).

La irrupción de la PAH en el salón inmobiliario (BMP) transmitió el mensaje de que estamos sufriendo una verdadera emergencia habitacional, y a los inversores internacionales, que las viviendas que les ofrecen para hacer negocio las necesita con urgencia la gente, y que las vamos a reclamar.

La Obra Social de la PAH: autotutela de derechos fundamentales. El caso del Bloc Salt

El ejemplo de Manresa o la acción de denuncia en el salón Meeting Point ponen de relieve una vez más que la PAH está haciendo el trabajo que no hacen las administraciones, y que es la presión social y la movilización ciudadana la que está dando respuesta a la vulneración sistemática de derechos humanos. Una vulneración de la que también alertó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso del Bloc Salt, instando a las administraciones públicas a intervenir en los casos en los que los derechos fundamentales de las personas no sean garantizados. Un toque de atención frente al cual la Generalitat se ha visto obligada a reaccionar rápidamente y sobre el cual ayer mismo tuvo que dar explicaciones al alto tribunal. El TEDH se pronunciará el próximo día 29 en base a la documentacion presentada por las administraciones catalanas y españolas.

Reunión con la SAREB después de bloquear durante todo el día el Barcelona Meeting Point

Después de bloquear pacíficamente durante todo el día de ayer el Barcelona Meeting Point, la PAH consiguió sentar en una mesa a la SAREB y la Generalitat para abordar dos cuestiones urgentes:

  • La necesidad de que el parque de vivienda de la SAREB pase a formar parte de un parque público de alquiler social.
  • Abordar la cuestión del Bloc Salt a la espera de la resolucion del TEDH el próximo martes 29, exigiendo asunción de responsabilidades por parte de la SAREB.

Después de esta primera reunión con la SAREB y en presencia de Carles Sala, secretario General d’Habitatge, se adoptaron los siguientes compromisos:

  • Por primera vez, conseguimos sentar a la SAREB frente a la PAH, y su director de activos inmobiliarios, Juan Barba, aceptó estudiar su parque de vivienda con el objetivo de poder aumentar el destinado a alquiler.
  • En el caso de Salt, la Generalitat se compromete a buscar una solución implicando a la SAREB en ésta e informar a la PAH en la semana próxima.

Con la ocupación del salón BMP de ayer la PAH lanza un mensaje claro a los inversores internacionales y a la SAREB: no vamos a permitir que se malvenda el patrominio de todos para lucro de pocos, cuando lo necesitamos para dar respuesta a la emergencia habitacional. La gravedad de la situación no nos lo permite. Frente a una realidad tan obvia como que hay miles de familias sin vivienda, sin posibilidad de acceder a una, y millones de viviendas vacías, la diatriba es de sentido común.

La PAH continuará autotutelando derechos, recuperando viviendas y devolviéndoles su función social. Es una obligación democrática y urgente. El caso de Manresa es una muestra de que la movilización ciudadana consigue lo que las administraciones, con todos sus recursos, dicen que «no es posible», por lo tanto es solo una cuestión de voluntad política. Porque en la PAH sabemos que Sí Se Puede.

¡Si se quiere, se puede! Las viviendas del banco malo para las personas.

maria bloc salt sareb

La PAH exige un alquiler social para el Bloc Salt tras la resolución de Estrasburgo

La PAH exige un alquiler social para el Bloc Salt tras la resolución de Estrasburgo

La situación de emergencia habitacional de la cual el Bloc Salt es la punta del iceberg exige afrontar el modelo especulativo de la SAREB

Frente a las informaciones de un posible realojo de las familias del Bloc Salt por parte de la Generalitat, la PAH pone de manifiesto que:

      • La resolución de Estrasburgo alerta de la vulneración de derechos fundamentales en el caso de producirse el desalojo, y da un margen reducido de tiempo, hasta el día 24 a las administraciones españolas y catalanas para mostrar que como administración pública han hecho todo lo posible para evitar la vulneración de estos derechos. En caso contrario, estarían vulnerando la legalidad. A pesar de ello, tras el varapalo judicial de Estrasburgo y cuando el conflicto ha puesto en tela de juicio, de nuevo, la política de vivienda de la Generalitat, el Gobierno catalán solo ha movido ficha para ofrecer tímidamente un realojo a las familias. Una medida que llega tarde y resulta del todo insuficiente por lo que subrallamos a continuación.
      • La Generalitat no está en disposición, ni cuenta con los recursos para garantizar el derecho a la vivienda de las centenares de personas realojadas por la PAH, y las miles que se han visto obligadas a ocupar una vivienda por no contar con otra alternativa. Una opción que se está convirtiendo en la regla dada la situación de emergencia habitacional que vivimos y que la Generalitat se niega a reconocer. La situación requiere afrontar el modelo especulativo de la SAREB y recuperar las viviendas del Banco Malo para las personas desahuciadas.
      • La Generalitat está ofreciendo un trato «privilegiado» a las familias del bloc Salt para poder apagar el conflicto. Está abonando el terreno para que se repita la vulneración de derechos. Esta actitud resulta incomprensible en una administración pública que debería velar por los derechos de todos, e inadmisible para la PAH, cuyo objetivo no es ejercer de «lobby», sino garantizar el derecho a la vivienda. La demanda es de mínimos e irrenunciable: alquiler social en los pisos del SAREB. Para ello, la PAH ha solicitado, una reunión con Banco Mare Nostrum, SAREB y administraciones públicas antes del día 24. Un trabajo que debería haber llevado a cabo la Generalitat para demostrar que efectivamente tiene voluntad de garantizar los derechos fundamentales de la población.
      • Desde la PAH se exige una reunión entre las administraciones públicas, la SAREB y el Banco Mare Nostrum (gestor del inmueble) para regularizar la situación de las familias del Bloc Salt mediante un alquiler social. Las viviendas de la SAREB, en la situación de emergencia habitacional actual y tras el rescate bancario, no pueden sino formar parte de un parque de viviendas de alquiler social.
      • Tras la ocupación de la Oficina d’Habitatge de la Generalitat el pasado día 3 de octubre  y la reunión posterior, la PAH forzó a la Generalitat a presentar un escrito en juzgados para solicitar la paralización del desalojo, la acción de la PAH forzó también a la Generalitat a ponerse en contacto con la SAREB, sin embargo, la gravedad de la situación requiere respuestas y posicionamientos contundentes y urgentes, como está demostrando la movilización ciudadana.

 

Tras el varapalo judicial de Estrasburgo la PAH exige a SAREB y Generalitat una reunión urgente para negociar el alquiler social

Escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y resolución del TEDH para descarga.

Resolución de Estrasburgo sin precedentes ante una masiva movilización para defender a 16 familias realojadas en el Bloc Salt, un bloque de viviendas propiedad de la SAREB o banco malo, recuperado por la la PAH en el marco de la campaña «Obra Social»

El Bloc Salt se ha convertido en las últimas semanas en el símbolo de dos modelos contrapuestos: el del Banco Malo y la vulneración de derechos humanos por una lado, y el de la autotutela de derechos frente al vacío gubernamental, por el otro.

Desde que, a principios de setiembre, la Audiencia Provincial de Girona comunicó fecha de desalojo para las 43 personas que viven en el edificio de Salt, la PAH ha activado todas las vías posibles para detenerlo y forzar una solución para las famílias. Ayer y hoy, un millar de personas de todas las plataformas del estado y solidarios han acudido a Salt (Girona) para evitar este macro-desahucio. La movilización ha tenido una gran repercusión social y numerosos medios de comunicación se han hecho eco de ella.

La medida cautelar de TEDH

La movilización ciudadana masiva en defensa del Bloc Salt ha venido acompañada de una resolución de última hora del Tribunal de Estrasburgo que fuerza a la suspensión cautelar del desalojo. Una resolución que supone un toque de atención a las administraciones españolas y catalanas, y que exige un cambio radical en la política de la SAREB.

El pasado 4 de octubre, y tras agotar la vía interna, la PAH presentó recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para solicitar por la vía de urgencia la paralización del desalojo del Bloc Salt, al considerar que se estaban vulnerando derechos fundamentales de las personas afectadas.

Hoy, el TEDH ha notificado la suspensión cautelar del desalojo, y da plazo al Gobierno español hasta el día 24 de octubre para que exponga cuales son las medidas que las autoridades locales petenden implementar para prevenir la vulneración de los artículos 3 (prohibición de tratos inhumanos o degradantes) y 8 (derecho al respeto a la vida privada y familiar, incluida la inviolabilidad del domicilio) de la Convención Europea de Derechos Humanos, especialmente en relación a los menores, y concretamente las medidas sobre vivienda y asistencia social.

Una vez recibida la respuesta del Gobierno español, el 29 de octubre el Tribunal resolverá si mantiene o no la suspensión cautelar.

Exigimos una reunión urgente para regularizar un alquiler social

Recordamos que la situación del estado español es una auténtica anomalía en el contexto europeo. Cualquier gobierno que se considere mínimamente democrático ya habría reaccionado frente a la emergencia habitacional en la que vivimos. Sería por tanto inconcebible que las administraciones públicas no reaccionaran frente a las demandas ciudadanas y siguieran sin actuar tras el grave revés de Estrasburgo a su posición. Es por ello que desde la PAH exigimos al Gobierno y a la Generalitat de Catalunya que convoquen una reunión entre SAREB, PAH, Banco Mare Nostrum (el gestor del Bloc Salt) y las administraciones públicas competentes en materia de vivienda, es decir, la misma Generalitat y el Ayuntamiento de Salt. Una reunión que sirva para resolver un alquiler social para las familias que actualmente viven en el bloc Salt. Estrasburgo ha dado un plazo muy breve a las administraciones públicas -estatales y autonómicas- para garantizar que no se vulneran los derechos fundamentales de las familias afectadas: el 24 de octubre. En este caso, la solución está afortunadament al alcance de todos: se trata de regularizar la situación de las familias a través de un alquiler social.

La SAREB o Banco Malo: un expolio a la ciudadanía

Mientras el estado español vive una auténtica emergencia habitacional, las viviendas vacías en manos de los bancos son más que abundantes. Mientras las administraciones públicas no tienen apenas viviendas para dar respuesta a la situación límite en la que se encuentran miles de familias, la SAREB acumula miles de viviendas vacías. Pero la peor de las paradojas es que la misma SAREB es una sociedad creada por el Gobierno, siguiendo ordenes de la Troika. Es, pues, una iniciativa pública que, una vez más, en lugar de rescatar personas persigue rescatar a la banca saneándola de activos tóxicos. Su capital inicial lo hemos pagado ya los ciudadanos: más de 50.000 millones de euros, más una deuda bancaria que también avala el Estado. Es además un doble rescate, puesto que los activos que gestiona son de entidades nacionalizadas, como Bankia o CX, que ya han recibido rescates millonarios. Miles de viviendas pagadas con dinero público que se niegan a alquilar porque pretenden malvenderlas a fondos buitres y grandes inversores nacionales e internacionales.

Obra Social de la PAH: sí se puede hacer efectivo el derecho a la vivienda

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la campaña de la Obra Social la PAH, que realoja familias desahuciadas en viviendas vacías en manos de las entidades financieras y el Banco Malo, es hoy más necesaria que nunca, es una obligación democrática y una necesidad.

Sin esta campaña de autotutela de derechos a través de la desobediencia civil, la resolución de hoy de Estrasburgo hubiera sido poco menos que imposible. De nuevo, la movilización ciudadana en defensa de los derechos humanos ha forzado que instancias internacionales dén un toque de atención a las administraciones del Estado español. Pero aún más importante, gracias a la Obra Social de la PAH hoy más de 700 personas desahuciadas han sido realojadas en 14 edificios recuperados. El mismo día en el que se conocía la noticia de la paralización del desalojo de Salt, la PAH Valencia hacía pública la recuperación de un bloque de viviendas propiedad de BBVA en el marco de la campaña Obra Social la PAH. Mientras administraciones públicas escurren el bulto y se escudan en la falta de competencias para no enfrentarse a los intereses bancarios, la ciudadanía actúa y hace efectivos derechos. Que sepan administraciones, bancos e inversores y fondos buitre que esto sólo es el principio, que no nos dejaremos robar el patrimonio colectivo. Las viviendas rescatadas deben ser para los ciudadanos y ciudadanas que las necesiten. Seguiremos recuperando viviendas, parando desalojos y recurriremos a todas las instancias internacionales posibles. Se trata de hacer justicia.

RESUMIENDO:

La movilización ciudadana y la resolución de Estrasburgo exigen pues una reunión urgente entre SAREB, Mare Nostrum, PAH y Generalitat para resolver un alquiler social en el Bloc Salt. Se trata de una cuestión de derechos fundamentales. La ciudadanía está actuando. La Generalitat no debe esperar más. La SAREB debe ceder. Necesitamos soluciones urgentes y reales YA.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y resolución del TEDH
El Observatori DESC ha hecho público el escrito presentado ante el TEDH en su web.
Podéis descargar el escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo solicitando suspensión cautelar del desalojo del edificio de Salt en .doc, en .pdf

Resolución de Estrasburgo:

Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9

Galerías de fotos 1 fotos 2

La campaña «Obra Social la PAH» presenta el manual de desobediencia civil para recuperar viviendas vacías de las entidades financieras

La PAH presenta el manual de desobediencia civil para recuperar viviendas vacías de las entidades financieras

El manual de desobediencia civil para retornar a las viviendas vacías de los bancos su función social, se acompaña de un nuevo video: «De la burbuja a la Obra Social»

Después del desahucio de la ILP por parte del Partido Popular, la PAH no se queda de brazos cruzados. No podemos permitírnoslo. Las medidas de la ILP son más necesarias que nunca, por eso, la PAH hace público un protocolo de la campaña la Obra Social de la PAH, un manual de desobediencia civil de 25 páginas con información práctica sobre cómo realojar familias mediante alguna de las dos vías contempladas en esta campaña: Las ocupaciones individuales en las viviendas de las que hemos sido desahuciados y las recuperaciones de bloques enteros propiedad de la banca.

Consulta y descarga el manual de desobediencia civil aquí o en este enlace

Además de la dación en pago y la moratoria en los desahucios, el alquiler social es una medida fundamental de una ILP que ha sido despreciada por el PP. Sin ella, en las PAHs aumentan los casos de familias que, aún habiendo solucionado el problema de la deuda -consiguiendo la dación gracias a la lucha de la PAH- ven denegadas sus peticiones de alquiler social a los bancos. A esto se suman las personas que han sido desahuciadas. Las administraciones locales y autonómicas dicen no poder hacer frente a la creciente emergencia habitacional, por lo que es fácil entender la urgencia social por recuperar las viviendas vacías en manos de las entidades financieras y darles su función social.

La campaña «Obra Social la PAH», que cuenta ya con 12 edificios recuperados de la banca, consiste en extender la práctica de realojar familias en viviendas de las entidades financieras, de manera organizada, protocolizada y encaminada a conseguir pequeñas grandes victorias. Igual que se hizo en el inicio con la campaña de stop desahucios. Cada vez son más los núcleos de la PAH que no tienen más remedio que sumarse a esta campaña y el interés creciente de muchos otros nos empuja a editar este dosier. Un manual de desobediencia civil para poner en práctica la exigencia de que las viviendas vacías en manos de la banca y el SAREB pasen a formar parte de un parque público de alquiler social.

Sí Se Puede!


#LaPAHcuenta

Descárgate el logo de la Obra Social aquí

Logo_Obra_Social

La Obra Social PAH realoja a cinco familias en viviendas vacías del banco BBVA

La Obra Social PAH realoja a cinco familias en viviendas vacías del banco BBVA.

El edificio se encuentra en la c/Isaac Peral 21 de Badalona y llevaba cuatro años vacío.

bbva2

Ya llegó el décimoprimer edificio recuperado por la campaña de realojos «Obra Social de la PAH». Hoy la PAH Badalona ha realojado a cinco familias que se encontraban literalmente en la calle o en riesgo inminente de estarlo.

Como ellas mismas dicen:«En Badalona cada día son más las personas que acuden a la PAH en busca de ayuda. Todas  ellas o bien están en proceso de desahucio o no pueden pagar la cuota  hipotecaria puesto que se han quedado sin trabajo. Se ha intentado negociar con las entidades bancarias una solución que garantizara el  derecho a la vivienda de las familias, sin embargo, ha resultado  imposible encontrar una solución. Denunciamos la  inoperancia de las administraciones locales frente a esta situación de  vulneración sistemática del derecho a la vivienda.

En Badalona, como en todo el país, mientras hay gente en la calle, hay montones de vivienda vacías, muchas de ellas propiedad de los bancos rescatados con dinero público. De las cinco familias que han sido realojadas en las viviendas del banco BBVA, dos habían sido desahuciadas de sus casas, una tiene amenaza de desahucios; y las otras dos han conseguido firmar la dación en pago, pero el banco les ha negado el alquiler social.

Hace un mes de la aprobación de la ley 1/2013 de «protección a los deudores hipotecarios», una ley que ha fracasado antes de empezar y que no da solución a las centenares de miles de familias afectadas por la estafa hipotecaria. La ley fue aprobada desoyendo las demandas ciudadanas y rechazando las medidas propuestas por la ILP de la PAH. La tercera de estas medidas era la relativa al alquiler social, un alquiler social cada vez más urgente en la situación de emergencia habitacional en la que nos encontramos. Frente a la inacción de la gran mayoría de las administraciones locales y el desprecio del gobierno central, continua siendo la PAH, la ciudadanía organizada la que da respuesta a un escenario de violación sistemática de los derechos fundamentales.

Con la campaña Obra Social, la PAH actúa para garantizar y hacer efectivo el derecho a la vivienda. Desde el inicio de la crisis, el número de desahucios ha aumentado año tras año, tal como demuestran los últimos datos del CGPJ; mientras que incomprensiblemente, las entidades financieras continúan acumulando viviendas vacías. Es por eso que de cada propuesta de la ILP que han despreciado haremos una campaña en la calle. No podemos permitir que familias enteras terminen debajo de un puente. No nos dejan otra opción que meternos en vivienda vacía de bancos, recuperando nuestros derechos y vidas.

Para detener la emergencia habitacional es urgente disponer de un verdadero parque público de vivienda, que podríamos tener mañana mismo si el Gobierno movilizara pisos del SAREB y otros bancos.

Como dice la PAH de Badalona: «Estas cinco familias quieren un alquiler social, bien en estas viviendas o en otras. Lo que no quieren  es continuar viviendo en condiciones inhumanas. Ellas no son responsables de esta crisis (es una estafa) y queremos  vivir con dignidad.»

Esto mismo decimos para todas las personas que están pasando el calvario de los desahucios y la pérdida de su vivienda habitual.

#11edificiosYseránMás

@ObraSocial_PAH
@PAH_BDN

Gran victoria de la Obra Social la PAH: realojadas 11 familias de un bloque ocupado por PAH Terrassa

Realojadas 11 familias del bloque, propiedad de Caixa Catalunya, ocupado por PAH Terrassa

La PAH demuestra de nuevo estar muy por delante del gobierno en la garantía del derecho a la vivienda: esta semana hemos conseguido una gran victoria que celebrar y compartir. La PAH ha obligado a Caixa Catalunya a poner vivienda que tenía vacía a disposición de familias con un régimen de alquiler social.

La batalla del segundo de los bloques de viviendas de bancos que recuperó la PAH en todo el estado ha llegado a su fin: las 11 familias que vivían en él desde diciembre de 2011 han conseguido un alquiler social de 150 euros por cinco años.

La PAH ha obligado a Caixa Catalunya (rescatada por el FROB), tras un año y medio de dura negociación a realojar a las 11 familias en otras viviendas de su propiedad, hasta ahora en desuso. Caixa Catalunya retiró la demanda judicial ayer jueves.

En noviembre de 2010 nació la Obra Social de la PAH. La PAH intentó por todos los medios posibles parar el desahucio de una familia, pero resultó imposible. Frente a la posibilidad de que esta familia se tuviera que quedar en la calle, fue realojada. Con el tiempo esta primera (re)acción se convirtió en una verdadera campaña de realojos y de recuperaciones y la única via de hacer efectivo el derecho a la vivienda. Una respuesta a la altura del estado de emergencia habitacional sostenido de forma “artificial” por los bancos y el Gobierno, que se niegan a detener la alarmante sangría de desahucios y a facilitar el alquiler social, mientras hay millones de viviendas vacías.

La recuperación de viviendas vacías y el alquiler social para las personas desahuciadas es, junto a la campaña #stopdesahucios, la respuesta de la PAH a la sordera del Gobierno con la ILP y la batalla por una de sus tres patas: el alquiler social. Hoy día hay en Cataluña nueve bloques de viviendas de bancos recuperadas por la PAH y una docena en Andalucía (las corralas).

Si la administración persiste en la vulneración del derecho a la vivienda, vendrán más. Mientras el gobierno siga legislando y actuando en beneficio de la banca criminal y contra las familias, la PAH seguirá desobedieciendo leyes injustas y garantizando derechos. Como se ha repetido por activa y por pasiva, las propuestas recogidas en la ILP son de minimos: estamos hablando de derechos humanos. La ILP sigue estando más viva que nunca.

En el ámbito judicial, el reciente auto contra el SAREB en Sabadell denegando el desalojo cautelar de otro bloque recuperado a la vez que reprochando su abuso del derecho de propiedad por incumplimiento de su función social marcó un importante precedente; también es un precedente importantísimo esta victoria de la Obra Social frente a Catalunya Caixa en Terrassa. Es la primera vez que se arrancan a un banco alquileres sociales después de una ocupación de un edificio entero de viviendas.

La situación de emergencia habitacional en España ha sido denunciada por múltiples organismos, sin embargo, se permite a las entidades bancarias y la SAREB (banco malo) acumular miles de viviendas vacías. La SAREB y la banca han sido rescatados con miles de millones de euros públicos y resulta inadmisible que no se les obligue a dar una contraprestación social a una situación que es la cara más dramática de la crisis.La Obra Social la PAH continuará dando una función social a unas viviendas que la banca acumula únicamente con fines especulativos, mientras se vulnera sistemáticamente el derecho a la vivienda de centenares de miles de familias.

Todas los que defienden a las personas y a los derechos fundamentales deben saberlo: #ConLaPahSíSePuede

¡Recuperemos nuestras vidas y derechos!

IMG_20130518_213001

IMG-20130523-WA0039

IMG-20130523-WA0039

Obra Social La PAH. Nueva Campaña!

Durante los más de dos años y medio de existencia de la PAH hemos hecho todo lo posible para frenar los desahucios.

Frente a una ley injusta que permite a las entidades financieras echar a las familias de sus casas al mismo tiempo que les sigue reclamando buena parte de la deuda de por vida, hemos agotado las vías judiciales y administrativas para defender los derechos más básicos: Leer más