Frente a las mafias que desalojan: organicémonos!

Que en el estado español no se garantiza el derecho a la vivienda no es ninguna novedad. Algunas cifras apuntan el tamaño del desastre, 500.000 desahucios desde 2007 más de 3,5 millones de viviendas vacías y casi 4 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza, mientras el parque publico de vivienda a penas llega al 1% frente al 24% de media europea. Es sólamente una parte de la triste historia de hacer de la vivienda un producto más de mercado, y con ello mercadear con nuestas vidas. Casas vacías y la gente sin casas, el valor de cambio imponiéndose al valor de uso.

En esta situación, muchas personas no pueden acceder a una vivienda y se ven abocadas a ocupar en precario alguna de los millones de viviendas vacías que hay en nuestras ciudades, en la mayoría de los casos vivendas de familias que como ellos también han sido desahuciadas a causa del estallido de la burbuja inmobiliaria, la austeridad y la precariedad.

Tras 7 años luchando para que esta realidad cambie, para que paren los desahucios, por cambiar las injustísimas leyes que lo permiten y por hacer realidad que la vivienda sea un derecho nos encontramos con que empiezan a surgir empresas que se dedican, esquivando los límites de la legalidad, a desalojar a estas familias sin ningún tipo de miramiento, sin respetar los Derechos Humanos, sin pensar en la situción en que se encuentran, sus necesidades o si tienen un lugar donde vivir.

Los últimos meses hemos ido recibiendo noticias e incluso La Directa ha sacado una pieza de investigación donde cuenta y demuestra que empresas immobiliarias contratan a Desokupa (aunque también hay otras empresas similares), para extorsionar a personas y echarlas de sus viviendas. Seguramente no es el primer caso ni será el último, Intersidincal y denunció practicas similires del BBVA utilizando a guardias de seguridad.

No podemos permitir que nos impongan el miedo y la indefensión cuando estamos hablando de respetar los Derechos Humanos, de algo tan básico como tener un techo. Por eso insistimos, si tienes problemas para pagar o acceder a una vivienda digna, o ya estás ocupando en precario y quieres regularizar tu situación, asiste a la asamblea más cercana de la PAH. Nunca nos hemos rendido ni lo haremos ahora, es increible que las leyes permitan la existencia de empresas que anuncian y ejecutan desalojos sin ordenes judiales, pero juntas sin duda les haremos frente, igual que a todas las artimañas que llevan años usando. El apoyo mutuo es y seguirá siendo la mejor defensa que tenemos las invisibles.

En la PAH no estás sola, nadie se queda en la calle y como llevamos años demostrando, juntas, somos invencibles!

Leave a Reply