Descontento de la Coordinadora de Vivienda de Madrid

Desde la Coordinadora de Vivienda conformada por todas las PAHS y grupos de Stop Desahucios de Madrid queremos mostrar nuestro descontento con las últimas decisiones políticas en materia de vivienda emprendidas por este Ayuntamiento.

En primer lugar y con respecto a la regularización de las 87 viviendas ocupadas de la EMVS, pensamos que se trata de una medida insuficiente ya que deja fuera de la posibilidad de regularizar su situación a muchas familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad y emergencia Recodamos el compromiso de este Consistorio de evitar todos los desahucios y no podemos aprobar una regularización que precisamente conlleva desahucios al dejar fuera a muchas personas. Por eso, haremos un especial seguimiento sobre todos estos procesos de regularización para cerciorarnos de que se protege el derecho a la vivienda de todos los madrileños y de que no se produce ningún desalojo sin una solución habitacional digna, estable y adecuada. El problema de fondo no se está atajando: en privado, el Ayuntamiento reconoce que hereda una corporación sin apenas parque de vivienda, y que la que se encuentra disponible es insuficiente para atender a la situación de emergencia por la que pasa buena parte de la población en los barrios más empobrecidos. Y así seguirá mientras este equipo de gobierno no se decida a ser más contundente con la banca, que sigue acumulando miles de pisos procedentes de los desahucios. En este sentido, los acuerdos alcanzados -principalmente con Sareb- son no solo insuficientes e injustos, sino que en su ejecución están resultando una muestra más de engaño y lentitud burocrática, como se ha sabido recientemente al hacerse público que tan sólo una vivienda de las 300 arrendadas por el ‘banco malo’ a la EMVS ha sido adjudicada a una familia. 

En segundo lugar, en cuanto a la aprobación del texto de modificación del Reglamento de adjudicación de viviendas de la EMVS, lamentamos la pérdida de tantos meses en su elaboración, así como la falta de escucha del Área de Equidad a la sociedad civil organizada que en su momento presentamos alegaciones y fueron todas desestimadas. Por eso, sabiendo que el reglamento que hoy se aprueba es temporal, seguimos trabajando para que la gran diversidad de circunstancias que ponen riesgo la seguridad en la tenencia de la vivienda estén consideradas entre los supuestos de especial vulnerabilidad del reglamento y que se amplíe el acceso al registro de solicitantes de vivienda pública eliminando sesgos innecesarios y arbitrarios.

En tercer y último lugar, hacemos un llamamiento a la reflexión de todo el pleno municipal; La Coordinadora de Vivienda de Madrid, a través de una treintena de colectivos llevamos muchos años siendo la red de apoyo necesaria para muchas personas, prestando asesoramiento, apoyo y acompañamiento a miles de familias en nuestra ciudad. La PAH ha conseguido durante estos años soluciones a las que las instituciones o no habéis sido capaces de llegar o no habéis podido llegar, por eso pedimos que se nos escuche y se nos tenga mucho más en cuenta de lo que se ha hecho hasta ahora, llevamos meses observando un desajuste entre las declaraciones vertidas en los medios de comunicación, las versiones que se nos facilitan a través de las instituciones y la propia realidad que constatamos diariamente.

Exigimos transparencia y seriedad con los compromisos adquiridos, así como la paralización de todos los desahucios de la EMVS, la ampliación del parque público de vivienda social, la reversión de la venta a los fondos buitres, y sobre todo que Madrid sea, de verdad, una ciudad libre de desahucios, un compromiso que sigue sin ser realidad a día de hoy. 

Leave a Reply